Skip to main content

Full text of "Comedia famosa : Vn castigo en tres venganzas"

See other formats


COMEDIA jFAMOSA- 

w'castííjÓ en trs^ «ngÁnzas- 

dé pon p£d2?0 ^ calderon. 

Hablan ^^n elU las perfonas (ig^iemes. 



Tederko gaUn, 

Enrique^ 

Clotaldo. 

Duqüt diBorgmAs 



I ORNADA 



^alcnel Du(\ut,T.nrt([úe de cimmfUanfíéí^y 

digno laurel de tü válOfihUi^raCos, 
quando céñir fobrc tü^uclloVégh» 
fáciles nudos corí íhiftres lazos.» ^ 

;»ri . M a UC a r l^^sí iiu í ¿If fs i mo, fee in p 1 e á 
en cr<>ncb tan inútil lós^ abta£os 
tá nobles, no malogres dichas' ta tas> 
pvesbaftaq :nc acfmítas a tus platas, 
dodc nadando en píe lagos de fuegói 
donde bolando en círdúlosde plat^ 
humilde rayo' de tu esfcta llego, 
enquíeneirpl fu r^ípl^ndor retrata. 

'«^.Puesq af del Duque de Saxonía? 

(»ri<j. Luego., . ^ 

que oyode mí*qae tulmperfotrat^if 
fegimda vez las armas aparcíbe, 
y con grande fecretoefta te efcríue. 
DaléPnfapeh 

Ue A Carlos de Borgófíá, el jnfticíero. 
Có buenas feñis viene el fobre cfcti 
que el juíHciqro Ío5'^'cuyoreucro(to> 
blafoniá mis Anales rplicitoí - 
ver ío q mí enemigo dize quiero, 
la nema lópo, la 'cubierta quitos 
y ya veo entre penas, y entre enojos 
que es la tinta venenó de los ojos. 
Eftiañocafójy tan cftuño cafe 



Fiot Dam4- 
' Tlerida. 
^ . ,l4iii(A.crhd4' 

Vn criado diíDuque» 

PRIMERA, 

í que vná^y mil vezcslc rcpito>y veoi 

qü ¿tit o m as |> or e 1 1 os o j os p a íToí ^ 
' menb s f u e r 1 1 d oy , m c^no^: le*; c c e 
ti bien en íábia , y colex* me abrafo 
-de ver que alUfe fepa mi d^íTe o, 
íiédo afsijqlps cíncoq aquí eftamos 
^folós l6 difpufíijiós,y tratam os. 
Ehrique es ihífobrino, y no pudiera 
tn mí fángre caber aleuofía: 
Manfredome ha criado, verdadera 
es fu fi.quc excedió la lúas del dia, 
' Clotaldo ese! Atlante deftá Esfera>' 
porqne-eles toda la priuan^a mia» 
Federico prudente, y atreuido, (do; 
en lát)az,yen la guerra mé ha feroi. 
q hareífi me declaro aqui,cl refpero 
ie pierdo a mi valor,fi fufro > y caite 
darécori ia omifsion fuetja al efeto 
de V n^líoa migcd c v n t raido r y aííWl í o 
foloeíía vez dañar pudo el fecictOj 
quiera me declarar, por ver íi hallo 
defen^añojteniendolos delante, • 
q la mueftradel pechoes el sébláke* 
-í«.Enc6fafi6 lacirt^alDuqha biiéíld. 
C/tf^-GIade la pénaes,pues.él íurpira* 
W.Niica á C^rló^^ le vi lát defcoptiella» 
F.C Ó/liótaWe atcció buc!ue,yno$tnira. 
C.Señor Excelét¡fis1ftio,que effcftu? 
F.A todos nos faíPcMo.ir atiildmira 



C^^í. Suelta Eoiiqü^. 

J)uq . PiA c s qu c ^ s c ft o? . , t; - ' 
no miráis q^e efto7 dc!íittt«r 
afsí Te i^ictde f^ rcfííf ^ ^ p 

C/í?Í.Señor. 

Pedei¡cpctxii.el guante» 
y puesf^loyo le tengo, 
a nadie, toca fai ir - v 

íTno a vos,y aísi al momcnta 
falid de mi Cortejantes 
que por altiuo>y fobervio 
de ios ombros os diuida 
fangrieuto verdugo e;l cuello. 
* Tr¿Í.So!o pava obedecerte 
valortuve, y vida tengo» 
pero aduíeite que apartarme 
de tí,reñorjquando veo ; 
el juyziode vníttrayclqn 
entre nofot ros ruCpcnfor . 
es dezirque yoloToy. 

Fede:fco,yoosdeftícrTa 
por atreukjo. 

rr^.Señor. 

no a todos les confta eíTo* 
y a todos confcaque Talgo 
cnyueílra dergracia» 

|>//g.Luego 

falid de mi Cort^' 

la muerte,pues la merezco 
en vn pübUcoca.lahalfoft. 
que yo mocírécontento 
¿c ver que dize el príígon 
a tbncs por lo que muc f:o* 

lEKriq,A Dios Federico. • 
y^í/. Otro día nqs^^etemos.-*^ 
í«r/íj.Norabuena^ - . v : 
J(Í'l*ncs yo toma 

lapala^bra* 
Puq-Vües que es eíTo» 

vosnof^lgaisdela Coi^e, 
^ac anéh aueis de cftarpreíTo 
3Enriqaé»y vos retiraos 
a'vueílra cafa Míl^fe^í^^* . 



Vn C^fli^p en ím.vi^anzaf'; 
Ciif.Ape 



ApenaSífcñorime-at^cuo* 
a mirart^ppr fi acafo 
íorpcítias ae mi que puedo 
auepíidoyo* 
^«^.Clotaldó» 
not« diTci^Jpe5Íque,t<mo 
que me dig 1 a d íCcii Ipa 
lo que npe.catlo el fileifcíq^i^ii»]?, 
t/of.Bfcn me ha fuccdidp tQ^p, 
pues fegiiró" el Duque >tcngo 
aqueftosfáuoref njas,. . 
y aqueíle en^mtgo-menos, 
que he (J<;ff r dueJiode JIcrr 
ydeftoseftadosdueño. Vaft* 
Ted* Ay mas cíefdí chas fortunar 
¿ que bíendíxovndífcretp, 
que noesla prííner derdicha 
la que ha de fentír^l «t^erdo, 
finoempejárafentir^ 
las que han de feguirfe l^íego» 
que fon horas lás deíHtchas, 
que en el míntitopoíírero , 
que vna acabá,emp ejatítia» 
Áy Carlos el juílíciero, 
que mal cumples con el nombre 
cjue te ha de clam?ír eterno! 
i\y Flor hetmofaje ni legando 
aquí mi dolor,nopuedo 
profeguír, porque las vozes 
anudadas en el pecho 
íe e íf ot ti an V íq4 s a or ra s. 
Por falfrtpdis a vn tiempo» 
* DÍencomavn críftU pehado, 
quaauaqjié rc vi de agua lleno 
n o fe í>á c í a'í íjñ o h azp 
lugár a! ayre primero, 
y afsí mí f echp(bíen digo) 
p orque es vn críftalmí pecho, 
y peñado, porque en £ri 
nada le f^lte al concepro. 
Tan lleno cftá de defaíchas, 
que quanJodezirlas quiero 
no puc3o>finpes llorando, 
y afsi falen del a yn tiempo» 
en las lagrimas el agua, 
y en los furp?.ros el viento* 

J5K^«Sefior cdiora fJc haUaitc 
.oy>^e feuuáóáo u jgpgo 



con buenas nucuas parece 
que te ha ícpultado el centro 
delatierrá. 
F/rf.A Dios pluguiera 
" Becoquín. 
B/fc. Pues que tenemos? 
pero no me lo digas, 
que aunque c ílés trífte^yo tengo 
remedio con que íanarte» 
recibe; para efte enfermo 
recado de Flor de flores, 
en que te dize que lue^o 
♦baxc: a verla,que baxa 
a los jdrdlnes,que ableftos 
e íl a r i n ,d ond e*{vod r^s 
hablarla > mas como oyendo 
9 eíle recadóte eftas 

tan díuercido,y furpenfo? 
Ie¿ Como quiere mi fortuna 
que hada el guíloj^el contento 
vengan a darme la mué i te, 
que es el indicio mas cierto 
. de mo^tiriquanlofe hazert 
enfermedad los remedios 
vengan podas Becoquín^ 
Tec9 Poílasí - 
Fcd\Si. 

B(Co » Pu e s ÍT pod c mo» 
irnos a pie>para que 
fon íás poftaSjO a que cfe¿i^? 
notable eres,quanto mas 
en hablarl-as tardaremos 
que enzimos alfa losdps 
pianjpian,que en bplviendo 
efta erqiiina",hwa c ft'a ift'iñOfr 
Inego fobre el taberneff» , 
í elTbtíareiifrente de vnTaftf^ 
corcobadb fe vánluegp 
las zehofiasdeFlor, , , ' 
fus jardines,y fus huecCf>5, 
poftas para andar dos cíáfles? 

Fít*.No íino para fr huyendo 
de eíTa dicha que mfi^ürca> 
que merec^rjano puedo^"' • 
por no haz^erle eíie pefar 
a mis dcfdícliasoque í endo 

^ fauor de Flor>es matarme 

. Taller qiie'cSrfuycy íe pícrdcK 



ciyígm3,y yoirome fltreuo 
a declararla, porque 
no alcanzo yo los rodeos 
de Platónicos amores, 
que como íícmprc profeíTa 
el efcuderitoaroof, 
el Filofpfo no entiendo; 
mas vamos a ver a Flor. 

Elfo no,ní yo me atreao 
a verla,qae no he de dar 
amíspenaseíTos lelos,* 
.bufca poíias,ypartamos* 
que yo^Becoquinteeípero 
alJá en cafa. 
Beco'Nqcrti 
nunéa-que eftauas fín feíTo, 
aunque íiempre lodudé, 
hiafta ao:a que te reo 
dezir vno y házer otro, 
comoquandoeftás dizicnda 
gue vasa cafa,yjio quieres 
ir a ver a Florete veo " 
echar ^2ta ver a Flor* 
y no; ázia cafa/jue es efto? 
r^^.Nohasviflo vñ reIox,que tiene 
en fu circujo ps'queño 
vnboíantcqvuefeñala 
losefcrupulós del tiempo, 
yqut aunqueel bolante quiera 
ir otro camíno',Iuega 
obedece al artificio 
que le manda por de'dcntro, 
afsi yo,aunque^uícra írí 
por[ot ro r u m bo,p o pu ^d o, 
que la acción foíp es boíante 
del artificióáel pecho, 
y afsí esfuerca que obedezca 
al alma que viue dentro- 
jr^f^.Lapuerta abrendel jardín. 
Ted PoHs pF<fiTen,que aqui cfperor 
í^r^.Por fabcr par^ que fon 
. las poftas iréjya bueívo. 
Vafi y j file Fhr. 
jhr^DeCdc aquellos miradores 
que hazeia con/belleza fuma 
al mar vn jardínde fefptíma, 
y al jardín vn nrj^r^de fioresj 
ce rifado de fcil Vejmox^s 



f or mifíme t ní3 atfflto 
que fe dcxaua Cíigañir 
de los boi>\iicjosdci mar. 
de IjDSzcbgesdc) viento. 
Sí bien no^ ra múcho error 
penfat que víiTÍetíe ciego 
por el viento íjuíencs fíiego, 
. por el mar quTcn esancior, 
pero que es tfto.feñor. .. 
ta íDiraime con enojos, 
tu lagrimas por defpojot, 
tuliiípirQS,y tu agrauíos, 
haz incrépete y itis -la bioff 
délas dudas de los ojos* 

Ted. Florhermo Cijí qu i e n le be u e 
el Alva el primer<andor> 
y para mis ojos Flor 
en lobeWiofi*#y en lo breac* 
no mi amorfuípiros dente 
alas quejas, y deryelos, 
ni a las fonibras^nj rezelos, 
que en concurfos.cíe rigores 
fonmisdeíHichas mayores 
que pudieran fet mis aelos- 
IVliraqaal feráel dolor 
que meofende»y me fatiga, 
pjaes me permite que diga 
que es el de zelos roenor» 
porqtieze los en rigor, 
aunque me dieran la muerte» 
410 quítaranCdolórfiiertc') 
verte,y ¿orno yo'Cé Viera, 
muriera,puesqae muriera 
de la enfermedad de verte» 
Yo auras fabido(ay de mil) 
que mi Pena,y midolor 
es la auíencia,bermofa,Flor, 
que ha de apartarme de ti, 
mira fi es jafto que afsí 
íi?nta,y llore^pues los Cielos 
juntan todos mis Jefveíos 
debaxode vnafentencia, 
pues ay zelos lin aufencia» 
ynoay aufencía» fin zelosj 

F/or.Quaiado cbnmts penas lucbo^ 
xnuerta,niviuame creo, 
ni muerta porqjae te veo, 
ni viua porque te ¿feúcho, ] 
o e s mi ^olatif ffiuckds 



iFedetico mi tormento, 
pues el vno al otro atento 
nadie fe quiere rendir, 
oes age de purofentir' 
me falta ya el fenttmíento. 
Di me, pues que caula auido 
para tanta pena imia? 

íVd.Ser til ¡Flor íiiidich2»y día, 
y aucrme ya anochecido» 

F/or. S íe n^ o íjiCsiif o i^of o ha íído 
que píerdafa refplandoE» ' 
aufehte el día,U flor, 
pero las frafcsacorta, 
porque te váá? ' 

Ff i. Porque importa 
tní auíencia. 

F/tfr.A quien? 

Fír¿ A mí ho'i.or» 

r/<^r. A tu honorjay de mTtf'ifter 
que auneCperanJas tenía, 
de quea($itc.detendriai 
mas afsi como dixíílc 
<iue en efto tu honor coníiílc» 
las efptranf as perdí, 
vetepues,vetc deaqui* ^ 
que liatu honor ^npoito 
no he detenerle yo. 

í^^</.Qj;e ya me defpldcs? 

J/flf.Si. 

Fei.Síii<lUi?a vSsquantooy 
importa labreuedad, 
y que implt.cá a mí lealtad 
todo el tieítipoque aquí eftof, 
porque has de fabcr que voy- 
ofendido- 

F/or.No profi^as^ 

que a mayor pena me obligas, 
q lie íi 1 o q ue tie d e fabe r 
ofenfa tuy a ha de íér». 
no quiero que me la digas* 
Vete, y nbiiíedrgas^no, 
la cauía porque te vas, 
que no quiero fabe r mas 
de que a tu honor tmport&t 
muera honrad 0,7 mué^ta yo 
aufentcy puesatreuido 
vas que no buclvas te pi^o» 
fi es de tu vcnganja incí'etto, 
porque mis té qaic ro maei toy * 



V^ Dsn Pedro 
Federíco,qac ofencíído- 
Ted'ECcnchiiC\\x'c forpcchofa 
no hade quedar» ypu diera 
vjuexariTjc de-t! ÍI hiera 
Ja qnexa mas iTcenciofa, 
fa be pues quelaforjofa 
ofcnla que en mi honor vés, 
violeiKia del D^que esT 
noesjnjattajnies agraüTof 
de otra irrano.ni otro labio* 
que no víurera defpuesr 
F/#J'-'^onia en albricias la vída^ 
/ adiiierte qual cílof • 

pues las albricias te doy, 

Ff^deríco a ía partida. 
fed fi^y glorfa tan malpecdida? 

Salt Bec§qutn> 
Brfp.YaqueHanen lapofadíT 

poftas.pero qre jornada 

es cfta no me diros? 

Sale Fl§ro v'tejo' 
FJora.Fíorfda.cJe quien eft^í 

para eíla noche auifada 

viene a verte. 
Ri.Qne rigttr! 
F/or C^ defdichar 
Ftd.Quc vío'enciar 
F/tf'.Qiie bien/Cielbs.al aufcncia- 

llamaron mcierte de -amor* 
í!rrf.Sí,pero muerte mayor 

fcr^mipena. 
Ff^rPo^qué?' 

Fe/.Porqne'mafórpenafue 

aufentarfeíque morir. 
F/cr.EíTo vn hombre ha de dezirT 
Jed» Sí,pues vn hombre le vé. 
F^f.De que fuerte? 
Ff//. Eícucha 5 yo 
haílin por dfícurfos ciertos» 
que fe haz-e bié por los iiiucrtos,. 
y por los aufentesno, 
el muerto honras mereció» 
olv^io^I que anfente eft^, 
luego yo he probado ya 
quanto aquello a eOb prefiere,, 
pues honran"al que íe muere, 
^ y olvidan al que fe va. 



puesquj dudas de mí amor. 
Ffíl.No ves que te llsuua Flor? 
Flor pues no ce dé el nóbrc mjedo- 
Ffá. Porqués 

F/o7#Porquc Flor excedo . 

á la eftreila mas luzientei 

y figuiendo eternamente 

de ta fombra el arrebol, 

feréyolaFlor del Sol, 

que le e dará adorando íiem.pce 
Frrf.EíTa Flor,y Flor Gigante 

la fue por tener amor. 
F/py.Sí ellaesamante,y es Fiar, 

yo foyFlor.yferé amante. 
Fírf. Quien la aíPegura? 
Fíír.Baflrante . 

teftigo e$raífee>CrifoI 

de lealtad. 
Fri.No el arrebol 

turbeydetus rayos,pues 

bella Flor del Sol. 
Fífar.No vés 

que fe me pone mi Soí. 
Vd9ife tos tres, 
Frtfr.Yafolas las dos eílamos, 

Laura ya puedes hablar, 

acabemedc contar 

aqueT cuenta que cmpcCamos.- 
Xüf/.Oy Clotaldo fe lia valido 

dé mi,y porqué yo le de 

entrada efta noche- 
F/a.QJ> 

X4«.Mil efcudosmé fia ofreddl»* 
' lo quepretendide ti, 
para falir hiende todo, 
es la confuirá deí modo. 

F/m.Nosé que me hízicraaqui,- 
a no auer inconuenientes, 
como no te caufa miedo 
el cuydadodeManfredo? 

X4«.Nadaíii)porta»como intentes 
ayudarme tu. 

F/ercNo vés 

quepara llegar aquí 
eítá'antes fu quatco'Iiif/.si. 

l^loro.y qxic él cieña fíempre,pues 
como hade podeí entrar 
ímferuirlcy fintcncKf 



^.Lo qae yo he de hazer * - . yo que firme le áfBS 



menos nos ha de coftar. 
Porque él folameoce quiere ^ 
que mouída a fu pafiion 
ate vnacfcalaal balcón» 
que él a fubii fe prefiere 
porella,y aentr^rdc modo, 
gue C\n que nos caiift miedó 
ci cuydadode Manfrcdo, 
puede aíTegiuarfe todo» 
jíiffro.Pucs fitu Laura íinmí 
tan dífpuefto le tenías, 
para que de mí te fias? 
í#í«.Para valerme de t?, 
pues fabes que foy amiga, 
y á Flor díuiertas vn rato 
mientras yo laeifcala hato» 
F/arff.Míra,no sé que te diga, r 
pero caníarfe es error, 
que eftás ya^d éter minad a, 
y «o hade feruir n?da. 
X^M.Ya buerven Flerida,y Flor. 

Salen TloTyj Tmia con mawtQi* 
F/^y/í¿.Mejor aquí eftaremos 

q en el elhado,pues gozar podremos 
defde efte mirador tanta belleza, 
obj<»£o-fingularde mítrifteza. 
Fií^r.Énjuga el tierno lláííto, 
y no malogres,no diluvio tanto, 
Fltrida,que no es hora 
que deíperdicie lagrimas la Aurora^ 
quandoton leutopaílb 
entra ¿1 Sol en las líneas del Ocafo, 
íi ya no quiere hazerle tu porfía 
vn Planeta Mozárabe deldia. 
jfiVíirf. Quand o Ati rora prefuma 
parecerán© ferá arrogancia fuma» 
donde Flor tan fiermofa 
mis lagrimas enjuga gciíeroía. 
F/ar-Serenefe tu cíelo. 

y proíiguc>íi afsi tienes confuelo» 
lF¡erid.LsL caLfa^pncs amiga, 
que á tal eftremo ,á tal pafsíon me 
fon los nezios recelos (obliga 
q he caufadó'e^v Enrique colos zelos 
que le di por vengarme 



viendo que no ha de ir fi le lUiíi 
a mf cafa.he que querido 
hablalle o/ en la tuya,y he fingida 
de tu parte vn recado 
que ver^a aquí 
F/cr.No mas^porque has andado 
muy atreuida,Fleiida,y muy necia, 
afsí mí cafa,y mi amiftadfe preciat. 
recado de mi parte, 
y luego qiie a mi cafa végahablatteíi 
quien te nadicho,que erjores, 
q aquella cafa es lonja de amaíorc«r 
y que fueleneneliá, ; 
de amor trátar,y contratar? 
T¡erfd.¥\ov bella, 

notanlibiana fuera •i/' 
contigo (ay infeliz') ímo ¿uviera 
prenda queme obligara 
a falir.ipis defdicíias a la cara: 
baítadczir q íí mi honor me oblígaj^ 
de quié .'ne be de fíar,íide Vna amiga 



como tu no me valgo i 



F/er.A la ínmediáta ííeeíTa duda falgo; 
de nadíe,y con rcfpeto 
digno a tuhünoi nmrier^S ¿pFctretO' 
que las damas deamdres, 
aun callan fus defdenes^y fauore.s, 
y quandoatu rerpeto nc atendieras! 
q tengo padre yocaduertír pudieras, 
y í^ue no puede a quié tan libreméte 
entrad Entiquc» 
Flerid- Si el inconveniente 
al príiuipío fe viei'a 
noAieia ciego a mor, que lince fuera, 
SaieEmiqfie» 
r»rff Flor bermofa^a quien ama 

el corajonies Cielos quié meHamaj 
fin duda que ha fabido . . ' 

aquel dífgu (loque oy hemos tenida 
fu padr^^y yo,y procura 
q haga las amiftades fu hermofura. 
F/íy^El viene» 
F/íri. Ya comienza 

i hazer en mi fu cfedola verguéj^. 
F/^rSacad luzes. 



de vn pefarjyrefueltoya a olvidarme jE«r/^.Dezislo porque ciego, 
¿ífculpasno han baftado» hermofa Flor a tanta esfera, llego* 



ledircuIpaíTces vueftfa mas qmh* 
r¡«r.Señor Earíqucauuque ha í¡4o 

de mí parte aquel recado, 
' de mí aueis fídollamadoy 

y de Ficrída eícogido. 

fila es quien aguarda aqufj 

porque traca fii valor 

tan noblemente aíTihonor* 

que fe ha valido de mi» 

Para que teítígo fea 

de fu ingenio íingular, 

que quiere enfcñarme á marj 

y que en fu prudencia vea 

la cocdiua, y diícrecíon 

con que d ene vna muger 
'^tan principal proceder, 

eftaesfola la ocalion. 

Con que Flerida os llamo» 

perqué vos tengáis en ella 

vn cómplice como ella, 

y V II t c íHg o do m o y o. 
E^ri.Sí eílaesefcuclade amar» 

ujejor fuera (i por Dios> 

quí ella aprendieíTc de vos 

lo que ha venido a enfeñar. 

porque con vueftras liciones 

Florida hcrtñofafupie ra, 

fcñora,de que manera 

mugcres de obligaciones * ^ 

han de tratar fus defvelos» 
F/m.El auer aquí venido 

para hablarme en eílp > ha fido> 

y fatisfazef'los zelos - ^ 

que 3e mi Enrique tenéis^ 
íwr.Y fatisfacion avrá 
fi eíloy perfuadido ya 
al agrauroque rac hazcís. 
F/eri. Perfuadido. „ , \ 
X4«r.Señor viene» 

feñoraF/or.Trifte de mi. 
rur.Ya el verme Manfredo aquí 
, ninguna difculpa tiene. 
F/or.Efperad,queno veuwlrá 
a cafa aorade eTpacio,^ 
que luego íe va a Palacio» 
^ y luego ai.panto fe irá^ 

mejores que no le vea. ^ — 
fleii.TíiMcn me co:iuiene a mi 
que no ic ^^Ar 



>Sagrado eftaquidraf^a. 
tjcondefiiji fale Manfredo* 
Mdtí.O priuanjas de los hombres, 
ficmprc caducas prluanjas» 
valed me cielos.*' _ 
r/or. Señor. 

quccsefto? 
M^n.O Flor aquí eílauas? 
F/or.Y confufa de efcucharte- 
JVi4».Quíenesla que te acompañat 
F/pf.Flerida,feñor,mi amiga. 
F/m. Mejor dixeias tu efclaua. 
üíííW.'Perdonad no aüeros viíio^ 
feñora,que como entraua 
diuertidoenmi trifteza 
no os vi. 
F/m.De que en vos la aya 
el pcfame quieradarmc; 
muerta eftoy. 
Fíor. Y yo fin alma. 

Aquí»feiiora,os efpera 
ia gente de vueftra cafa. 
Fi^/.FuerJaesirmc amigamia, 
perd oname (c ftoy turborda) 
el caydado que te dexo, 
procura que Enrique falga» 
y á Dios. 
F/tfr«En buena ocafion 
me haspaefto,yquádo empeñada 
me dexas,tfcvas? 
r/m.Esfucrca> 

no falgais de aquefta fala. 
>l4«.Haíta tomar la carroja 

os he de ir íiruiendo. 
r/m.Ennada 

bs replico,yoperdi 
vna ocafion que cfperaua 
de fatisfazer a Enrique 



Vanfe* 



Tlor.Que es eílo que por mi paA'a} 
quien en el mundo fe 



havmo> 

íin auer dado la caufa, 
. en tan necio empeño- 
l4«.Agora. ^ 

que entra fus rezelos»y anUas 
. csla mejor ocafíon 
para tr a poner la cfcala!, 
cuyd.iJo Floro. . 

F/ar.Ya entiendo- ^'y'* 
f/(?r.Mira,fupueftoqüc baxa 



acompañando mi paáfc 
aFlenda,íi de cafa 
Tale. 

F/or^j.No.qiic atites Icnora 

bnelue afubir. 
¿f^a.OefpetanSas ^ 
que ueciíuncnte os fundáis 
en las acciones huinanasl 
Wkr Bien fu dolor, y fu pena, 
en el papel de la cara» 
efccíu^ confangre el pecho, 
quiero atreuetme a apnrailas,. 
feñor tu trífte,que cseíio? 
tu fobrc lasblancasxanas 
lagrimas, y tu fufpi^oSv 
quetíenesí 
aí/f». Ay Flor,no es nada, 

ac^ foff cofas del Duque. 
F/¿r»Deaquefta vez fe declara, 
puescofas del Duque dizc 
que ion las que. mas le agtauian,. 
y es Enrique fu fobrinoa 
y eftádcntrodc fucafa, 
acabemos de vnarez, 2 
y rio muramos de tantas» 
no merezco yo tener, 
para ayudarte alienarlas,, 
parte en tus pena^s. 
AÍ4»^Y aan todoy 
pues tUjFioiueresla caula 
por qufen la fienta,que en fin 
yo moriré mañana, 
y heredarás mísderdichas. 
F/or.Con muchos fent idos habla^ 
>f Enrique - 
Picr.No ay q^iejeípcrarj- 
ya deftavezTe declara, 
pues ganemos por la mano: 
Enrique, reñor,aguarda; 
vino oy-AÍ4«.Sirabesque vínor 
fabrásque croxo vna carta 
en que de vn cvaydor le auifan 
al Duqueleftoescofa larga) 
^\ fobre aqueüo mandb 
a Feder'co que falga^ 
Juego defu<:orte,á mí 
que moeftuvíciTeen sni cafa^^ 
ferá fepulcro de vn viuo 
la esfera de aquc fta fala¿, 



en tres vcn¿Amas^ 

efto me ha paíTado en fiíi5 
dcxame tu Floro, Laura, 
llenad luz a mi apofento, 
que es piedad que luzes ay 
donde elU^ncadanerviuo 
fepultado en propria infamia. 
Fií/r.PaíTede vnpefar a oteo, 
pa (Te de v n an fi a a ot ra a n fí z% 
quero tienen mas falfda 
laberintos de defgracias^ 
En vn día Federico 
fe aufenta,! mfpadre agrauia 
el Duque,Fler'id a pierde 
a midecorojV mííama 
clrerpetOjEnrique cíl4 ^ . 
cerradoen ifii miünaqaadra, 
h que de cofas fortuna 
fe eslabonamy fe enlazan 
todas pofsibles.y todas 
en mi agrauio con juradasf 
i Sale latirá^ 

ZaU'Yz tu padre-enfu apofent* 
quedayy a todos nos manda 
que ningunole entre a vcc 
todas las puertas cerradas, 
€omo tiene de coftumhre, 
dexó. 

Thr Los cielos me vaígan! 

que hemos de harer defte hóbre 
encerrad o. FloroXaura. 
Sale Enriqpe. 

JB^rr.Porque oy qaevudlropadte 
recogido,Flor,eftaLiav 
pude atreuernve a falír 
aquitaros dudas tantas, 
no temáis, pues que conmiga 
feguraeftá vueftra fama, 
porqueosadpra, feñor , 
con tinto refpetocl alma, 
que foio'a morú fe atrcae- 
F/cr Eílo folo me fn'taua, 

• que Err?v]ne me dig^ amoreJ» 
porqHe en la ocaí»on fe hallat 
feñor Enriqne,por Dios 
que ñola ocaííon oshaga 
andar tan gakn conmigo, 
que ya sé que es cortefaha 
obligación de vn feñor 
fcftejai a^alquier Dama 



£on quien efl:a,aunquela« vozes 

del coraron no fe faJgan» 
Yo eftoy,coino vos íabeís» 
de mil temores cercada, 
foy quien foy^y vos Ceños 
Cois Enrique fangre <ie Auíltíat 
Fíerída es amiga mía, 
y quando no h avíe ra nada 
defto^tIno^olo que eila 
fue qníen ostruxoa mí cafa, 
no os hízíera yo Vn faü^c 
falcando a eila coñfianca- 
Ehriq'l^q os agrauícísa vos mífina 

tamo que penfeis que haga 
V Ja ocaíion oy lo qué antes 

hizo vueího ingenio, y gracia 
TloT'Vaes hazed vna áncza 

por mi. 
fwr.DelIo os doy palabra ,r 

íi es perder vna»y mil vidas» 
P/#r.Pnes idos,yo darérr35a 
. que falgaísjan que mi padre 
os íienta: que efta ventana 
no tiene rcia.y hazicnuo 
de las colchas de mi cama 
'efcaIa,podeísbaxar. 
ISmi . Qji ic n V á a fe r u í r o s , c n nad a 
ha de reparar, por ella 
tne arroiriré,ÍIn que aya 
mas pieuencion,mas que cseílo? 
M abrh entra Clotaldo ubc^ddQ* 
Flor,lesvs milvezes. 
C/cf.Enmala 

ocafionllcguS. 
F/or.Qi^e eres . 
^ homBrejílufionjifantafnaa» 
formaconcnerpo>yíin voz, 
horror con vída,7 íin alma, 
por donde has entrado aquí, 
queesloq efcondido aguardase 
quien eres/roropa tu voz 
mis dudas,q ue guicres? 
C/af.Nada, 

que harto Heno en loq he vífto. 
Thr.Vúes no has de bol\fertc»aguar- 
ní para auerte atreuido (da, 
L a las re jasdeíla cafa 
I llenáis difcnlpa en el hombre 
que aquí rebo vado haila5< 



Ni tu parapreíumTr^ 
que es mi foberuia viHanay 
tdngas apoyo en aquel 
que afsi eda el au futa infama, 
pues para fac^ sfazer 
dos razones tan fundadas, 
dos culpas tan cuidentes» 
dos prefuBcionestancIaras, 
tengo vna difculpa noble, 
tengo vna refpue (la honrada» 
y al fin vna verdad fola, 
^ue íi es verdad vna bafl-a, 
pues con penfar cada vno 
le que en fi mifmo le palfa, 
hallara que pudo el otro 
íín auelle dadocanfa, 
efcac aqui con lo qual, 
ü fon vueftras dudas varias* 
con V na cé ctez a fol a 
aui¿ refpondido a entrambas» 
idos los dos»porque llena 
de confufiones el alma, 
tengovnpuííal enei pecho» 
y vn afpid en la garganta. 
í»r*En yendofe aqueíTc hidalgo 
me ité>porqae fí yoeftaua 
aqui ,noes juflo que yo, 
porque otro viene me vaya» 
C/of.En quedando fola vos 

me iré,que el q cntio con tanta' 
refolucionjno es razón 
que caíi huyendo fe i aya. 
£«*i.Por eíTa ventana entraíles* 
bolved por cíTa ventana, 
o yo haré que os vais» 
C/of.CLucefpera 

quien a VI (ta de vna Dama 
habla afsi, fino que yo 
exf cútelo que habla. 
E«r/.Para ha'í^er lo que yo digo 
traygo por lengua la efpada- 
F/í7?.D€tente,feñor,efp- ra. 

^yel Jtro Umata. 
£«r.Suelta Fler.Irf^.EíTa luz mata. 

íflr.Muetto foy» 
C/«f.^AqucIla és voz 

* " ' * íes me valgan» 



pnes que no roe lian conocido> 
y be. topado la ventana. 
jlfff.Ay infelize de mí.' 

Sale Httfifredo con lux, , j ef^ada* 
3iÍ4M. Flor, que ruydo anda 

cntii qua.rtp? 
y/or.Muerta eftoyj 
H4«.Tii fin luzsta las ventanas? 
de tu apoferto a eftas horas 
ablertasjtu leuantada, 
y folatu(aydemittiftc:) 
con vna defnuda daga _ 
en tu mano,y vn fangríento 
cadauer a tas pies.raca 
mdmitacíop,yprodjgío 
€ftraño,que esefto?habIa. 
y/cr.Si me ha dexado la voz 
elfuceíTcellame valga 
feñor(eftandoeftoy muerta) 
hablando(foy dergracjada!) 
con mis Damas,b vnfAhc'.) 
jnequedéídefdícha eftranaf) 
durmiendo fobre efta íílla, 
quando de aquefta ventana 
(qucairombro!)medirpert6, 
el ruydo,vi(quc defgracial> 
entrar vn hombre por ella, 
. (el tenaor me tiene eladas 
las ra£ones en el pecho ) 
efte(ay CfelosI)laluz mata. 
2o pricnero,y luego llega 
am!,doadc(ay DíosOaguarda 
triunfar de tu hoiior,Y el m?o> 
yo quitándole Ta daga 
de la cinta, en mi defenfa 
le dímuerte,eftacs lacanfa 
de verme vefti¿a,y foU 
ablertaseílas ventanas, 
teíle puñil en mi mano, 
y efte difunto a mis plantts. 
lÍ4».Como muríciidoa tus manos 

tiene defnudala cfpada. 
y/ír.Con las anííasde h muerte 

deuío entonces de facal la. 
'^^•«.Venen© me dan a vu tiempo 
tus obras,y tus palabras» 
j?ues fi te efcucho.y le veo^ 
lallo que es Enriqttccftraaa 
¿gídii^h afel hombre íafeliz 



Vn Cafligo in tres venganzas'^ 



qhas muerto,quien entre qaáta: 
foffibras prcuíno el dífcuifo, 
fcmbrasnallo ircagiuadas -« 
el diaque(ay mas pefatcs'} 
con atreuidas palabras 
me ofende Entique»y-€l Duque 
me deRierra de fu gracia, 
hallo a Enrique, y fu fobrína 
muerto dentro de mi cafa» 
quien creerá que fue mi hija 
. qurcnledi6muerte>y la caufa 
nTnguno,porquc también 
»y verdades defgraciadas. 
<Íu íc n no ha de c ree r queha fído 
eíta traycíofi>y vcnga/aca, 
íi lodcícttbrome pongo 
yo el cuchillo a la gareanta, 
íi lo oculto hago también 
cautelofami ignorancia. 
De aquí lo quiero facar, 
y a las puertas de otra caja 
ponellcpero liel Duque, 
que con tanta vigilancia 
róndala Ciudad de noche, 
con él en ombros me halla, 
que dcfcngaño me queda? 
íea pues con mas elíraña 
indurtría^y con mas recato 
el facalle de mi cafa. 
Vén acá Fiófrdimejha víílo 
alguna gente decaía 
cfta deídícha?F/or.Yofola 
la sé.porqut las ciíadas 
huyeronde aqui,y ninguna ■■ ' J 
le vio. 

Man*Vücs Fiormira,y calla, 
que vida^y honor nos vá. 

F/or . A u n q u e^qu í fíe r a no h abl a t a, 
porque el temor en el pecho 
me haembargado las palabras 

JORNADA^ SEgVNDA. 

Salen FediTícoj BtC9c\Mn de camino* 
Ted'M abrigo d ellos montees, 
y ala fombradeflas pems» 
qLie íinfer conchas de nácar 
parecen madres de perlas, 
fc he eftado«fpcraj;¿o,y ya 



De 

apuradala paciencia 
quiTc mil vczcs paitírme, 
penfandoquc'no vinieras. 
Beco-hlenml cuydado agradeces, 
bien eftimas mis finezas 
con c fía dcfconfian^a. 
Tcd Qjie ay de hucuo? 
íífo. Malas naeuas. 
F/i-Pues mucho es auertaTdado 
íi caminauas con ellas; 
mas profigue, no dilates 
el dezIrlas»confidera. 
S que es otradefdfcha mas 
ladefdícha que (e pienía. 
teco. Ayer íindezir la caufa 
mandafte qaie jp.reuinicra 
con grande pficfla dos pailas, 
anees que la breuc aufencia 
del^oKmayofazgoenim 
dt luzjá Jai Luna cerfa, 
coitío a fu menor hermana, 
cüefle.allmcntosde €ftrella$> 
defpediftetedc Flor, 
Flor en norobrc,y en bellc za^ 
y Flor en facilidad,; 
y ínconftancIa,pue.s apenas j , 
^ nace el A I va íntadíajV' noble, ' 
niña al Sol candida,/ bella, 
crece al día hermofa,y pura, 
quando al mirar que íe aufenta 
feca,y marchita íe abrafa, 
fac?I,y rnuílía fe entrega^ 
deff ayd a la bermofura, 
profanad a la belleza, 
•y la bel iad defmayada, 
por no dczúte que. muerta. 
^i'Eípera, detente aguarda, 
no proíigasno>no ofendas 
<l mas conílante accidencc» 
que no es pofslble que fea 
Flor coiüotcdas las Floreí, 
que peligran en h mefmas^ 
pero íi fet^proíTgue, 
truxífie las poílas,ca, 
aquí quedafte»y porque 
menos que dezírme tengas» 
mal ve fl: Ido de camino, 
yo me pu(e en vna dellaSj 
«jucdaftc para hazcr 



oy no se que driígencías, 

dize enfi|iquet.c cfperaua. 
Brfo.Acento Voa-tu obédiencia> 

y a mi cuydado,tráté 

del dinero,y en das letras. 
F/í/.EíTo es lo que ya no importa, 

vamos a Flor. 
ííf(7.En: o esfuerza 

dez2r,porque quando yo 

acabé efta diligencia 

fe auia y a de la noche 

paíTadí^mas de ia media. 
Frrf.Qiie nos importa la hora, 

es matemática eXla, 

v^alcafo.- 
^eco. A eftas horas quífe 

ver á Flor,por fi quigeta 

cfcriuirte,entrácn la calle# 
r^i.Mas que hallaílc gente en ella; 
^tco.ht verdad. 

Fíi.Quando^intíeron 

2elos?mas por las reías 
adonrdeyohabfauá hablauan» 

íífo.No hkblauan. 

F/¿/. Pues que rczefas ^ 
el dezirmelo?que importa' 
quecílénenlacalle. 

ííí<?.Erpera, 

en viendo la gente yo 

en el vmbral de rna pucrt^ 

me detuve - 

F^^.Hizifte b/en- 

í/ía.Dealli 3 poco rato llega 
,vnode lo* que efperauan» 
y por vna eicaíatrepa,* 
qutf aunque no la vj,dle arrib» 
es cierto que eftaua puefta. 

Fí^.Míentes villano,no digas 
tal, ni injuries con vil lengua 
el honor de Flor hermofa. 

Bf^o Como es pofsíble que mienta> 
fi yo que lo vi lodígo. 

yí</. Pues calíalo aunque lo veas, 
porque eñinrio yode Flor 
tanco e4 honor.y las prendas, 
que aunque ella me ofenda a mí^ 

W mataré y o a quien la ofenda* 

í^rí.Puesco hablaré mas palabra- 



ytLKv ac tnl.'áaáme paciencia 

cielosjo dadm^^la muéité* 
vcnaqá. • , í • -^'^ 

^«fo.Hablarépof fefras.^ 

^iP^'SoIo efto quiero que áígaS;> 

porque fí vifte a Jas rejas 

fubi r vn hoiiibre,no hízifte 

con valor,y con prudencia 

alguna acción qtíc c-ftótuaCra 

í»i intento? .í:: • 
iSfroXac^uíaeseílá, í ;'*''- 

forque quando llegúí qüffe V- . . 
ellüsy.auertique eta, '^^'h^"^ 
al bor oían d o l a callt? * * " 
infamar honor^X prendas' 
deF!or,y íiloíabía^s; '^^^ 
tiuque tanto fí hon8rpre¿ias 
me auíai de dar fa^inuerte» * \ 
pofqüe al fines cofa cierta, < ] ^ 
«que aunque Floi te ofenda ,á t?i 
matarás tu aquíenla-tífñiÜaí' 
y afsí nre eíluue qüaltiíB-. ' ' 
Tííí-CoíiwiCuya es l'a r'cfptvefta, 

cobarde al iín. 
Bffo.Nunca yo 
te díxe,re^i^,^\ie era 
valiente- 
Ffíf-Determínarfe 

vnoá no íaber fus penas, 
dizen que es-val br, y míente 
quien lodízejpues confiera 
que las temió quien no tuuo 
apimo para {aberlast 
díme pues^ya que eftuuíefte 
en Iaca!¡e(b^e trifteza) 
fi le aferíeróii la ventana. 
í#ro.No,porque ya eftáua abierw^ 
r^í/.Luego entro détro del quarto. 
jj^rtf. Concedo la confequjeticia, 
y porque nonos andemós 
en demandas, y refpueftas, 
dentro eftnuo poco rato, 
J al cabo deLpor la mefma 
efcala bolui o á baxar 
donde los otros le efperan, 
y diXü atodos,pa{ranclo 
junto a mi^demos la bneltíi, 
. que importa que no nos íigan> 



Vn jcafli^penfrts vtngaffzai 



hecho,y lo demás no OI, 
que el 1 ba con tanta pcieflW 
que auuque dixo otra razón 
fe beb?6 el ayre la media. 
Fu y a la maiíaiia afu cailc» 
y vi que eílaua á laí puertas 
de Flor vnoscarios largos, 
y que iban a codaprieiTa 
cargándolos de la ropa 
que por las ventanas echan 
koaibres'dííí trabajo, afsi 
fe llaman en ntieílra lenguái 
los ganapíi^é:?,yó ¿/ítonqts, 

V íe nd o i a c arfa rebü é 3 C a, 

i Jegucahafta que puáe ver 
a Fior,dc ^uya triflíéza 
fus iagfim'as me ínfoimaron>' 
dixo gue iban a lá aldea, 
que ercamítntosd'e la Corte 
Je facaua huyendodella; 
d i z e l o a fs^ á F e4e ^¡c o/ 
que nóme olyrdeaque crea 
que Torreblanca ífcrá ; 
lepulcro' mío en fii aufencía. 
Líko díxo, y boltiio al llanto, 
d e fmí nt ieftd o m ^fofpe ch a. 
porque |jio es,feñor>pofsible 
que aquellas pelas fingiera, 
que en de fpje cío del Autora 
fuera ¿fefay re que fueran 
para fer telUgos falfos, 
íiehd o fin^s tantas perlas* 
Salide allí,y por ifodar 
con el Duque, qncácftas fcluas 
efta mañana fallo 
a caca.rodeS dos leguas 
de m*ome,efta la ocaííoii 
fue de mitardanca,yefl:as 
las malas nueuas que traygo, 
perdoname,porque esfuerza 
que yo,pues'fíruo,las crayga, 
y tu,pues amas,las lientas. 
Fifá.En la calle de Flor gente 
enfus ventanas,y rejas 
cfcalas»y las ventanas 
(ay de mi cielosl) abiertas 
vnhombreCay He mi ótravcj?, 

V otras mil!)que entra por cUaSf 
'ávida. 



fideftaveíno fearrlcfga, 
> muramos valor,müramos> 
que buena ocafioneseftaf 
a la Corte he de boluer* 
que no impoita la obediéncfa 
del DaqueVvamos^. 

BfCO-StflOTr 

adir'erte que fi te ciegas 
es perder honor, y vídar 
Fí^.Pues no iroporca que fepícrdr 

ÍyerdídaFlor,porquetodo 
é guardaua para ella. 
Defata aqncllos cauallos> 
j vamo5,donde Flor vea 
que nmero, y q muero a manos^ 
de mis ^elos.jrfu ofenfa. 
B^fí^.He aquí que antes de llegar 

te conocen?)' no llegas* 
Fíá.Pucsqhe de hazer Becoquín^ 
Beco.Efperar a que anochezca. 
¥ed Quien para llorar con zelos 

vn hora tendrá paciencia? 
ffífíí- Habla co!imfgo>y nollores. 
Sfí/.tueradeflojfí oy fe aufenta 
Manfreáo.noaurá'ocafion 
efta noclie para vería»- 
SicO'Si a íffo anadieraSífeñorr 
otro tTage>menor fuera 
eTrícígo. 
?r£No diz es tu 
qtie andan, Be coqumíCrr ella 
eíTos hombres del trabajo, 
que la mud an,y defcuclgan> 
y cargan los carros? 
Teco. Su 

id Pues aqutfle el disfraz fea, 
pongámonos dos veftidos 
como aqucllos^y notemas 
que nos defcubran por ellos, 
que íi fon como ru mueíhas 
galas de hombres del tiabajoj 
es forcofo que me vengan. ^ 
Dentro, 

Atafa por efta parte- 
VrfXa c^^z del Duque es efta. 
tCQ.y fino mccngaño,el miTmo* 

Por eíTa parte acrauiefla. 
M.Mu^iio iiDporcasBecoqain^ 



ir^Tsolaeroñ: . 

quc^qiii no me halle, nivea. 
Befí^.nicondete entre ellas ramas 

mientras paíTa. 
Fííí.Aqaí te queda 

Cu,por íí fíente el riydo, 
y en cafa de Celro efpera, 
que hafta alíi yo iiéf^guro. 
SfC$>pucs rctirarcquc llega. 

^JcorJtfcyjfaUn Cl^talioyj ti Duque dp 
^ cafa* 
C/<?f.Ha2faaqai me parece, 
por el riímor q^entre las hojas crecetf* 
que el jaualifecfconde. 
i>/í^.Bjen raoaídala yerua nos refpóde- 
de fu planta valiente. 
C/or.Tira al tiento. 
ír¿^^.Notííes,feñor,tente, 
.que yo aunque foy,y he fído 
puerco.nopuerco jauali. 
I5«^.Ercondido 

que hazeisaquifoldado?^ 
JSíTfí.EfpuIgauamealSol. 
2>«^.0 me han burlado 
los ojos,os he vifto 
otra vez.- 

^^<:(?.\faIoescfto,vruc Chrífto, 
i?«^.Soís montero? 
^¿f^a.Qnifiiera; 
pero,ni foy montero,ní monte ra^ 
aunque foy Becoquín. 
Qff.Eftees criado 

ííc Fcdeiicor- 
D«f Bíen^no me he engañado 

en que vifto os auia. 
C/^r.Yes vn loco. 

Dexalepaesq me dluicrtampoco; 
donde eftá vueftroamoV 

Bi?r*, D5 A reíniega Becoquín me llamor 
oy con otro criado 
poftas tomo,ynopicfoq ha paradoj 
fegun^gana tenía^ 
de correr. 
Dttq.Y donde iba? 
jPrf(?.ABerbem, 

no lo sesmas lo infiera» 
Duq-Dequcl 

Fe(o:De lo que aqu! díxo primero^ 
í^^í^rucs que e5 loquedezia? 



rífr.Aqaeílonofe hizíeracnBcrbcri^^ 

y aísi muy bien iaííero» 

q íiía donde aquello no fe hízícra. 
Dwq.Y vos que hazeis aquí? 
3^fa.8igo U ca5a,^ 

porq aunqDíos me díoci njalatrajai 

me di6 bucngufto,4vclla 

Yine- 

Dí/^.Q^e tanto os díuertís en ella? 
í#f<>.Es cola ííngular lo qme agrada. 
Pwg.Cjual nie jor os parece? 
JBfcO'La empanad a. 
JDíí^.Vos gaftais buen humor# . 
lBiC9.K{s\ conuíenof 

porque cada vno gaita lo que tiene» 
l>«^.ldospüfiS, 

Bfftf.Que meplaze. Vafe^ 
D«^.Que pocas treguas «I cuydado ha- 

con cftosmis rezelüs. (ze 
CTu vída,grá reñor,guardé losciclos, 

fu pHídadesteftígo, 

pues dtlrícfgoce auiTa tu enemigo. 
l>«^.Que ímpoi;ta,quando ínciérto 

t{\oy defte cnemígo>quc encubierto 

íblicfta mí muerte, 

y elignoradomal cselmas fuerte» 
C/oí.YoaíTegurarte puedo 

de todos* 
Dwg.Deque fuerce? 
C/ef.YaManfredo 

á Torreblanca paíTa ^ 

Jafaroílía, y lacaía, 

Enrique (aquí enmudezco) retirado 

defde ayer no te ha viftojdefterrado 

Federico fe parte, 

no falta mas que aífegurar mfparte, 
pues con írmejfeñor, quedas feguto* 
D^^.Tu tedefpidcs? 
C/or.Tu quietud procuro 

cotia de mi honor.y mí cfperanja. 
I>fíí^.Pofoeílímas,qIota!do,mípriuan- 
ypocoel amor mío, ca> 
mas porque veas que de ti me fio. 
quádodemí aManfredo he retíradof 
y quandoa Federico he dcllerrado 
guando a Enrique he prendido» 
íi bicne(lapríífon,priííon no ha fído, 
enfínquandodc todos me j)reuégo, 
conrígp folo a citas montai^as vegO| 



donde para que veÁ§ 

que tu folo en mi araor»y gracia fea 

el píimeCD,mí vida 

quiero fiar de ci,quando rendida 

al fueftojlos fentendidos^ deívanec 

y aísijClocaldojen tátoq me ofrcc 

la yecua blando lccho> 

sécentinela que me guarde el p^choj 

y que fio de ti, no folo.aduierte. 

n?i v?da,mas lasóbca de mi mucrtc«i 
Clof. Valiente empreíTa.mia, 

no perdáis la ocahó,vueftro es el día^ 
r«^.Que dizes? 
C/í^r.Q¿ienoesmuchoqaquiel fueñoi 

fe haga feñor de cresfentídos dueñoj 

fi aísienL^o^y rondando 

paíTas toda la noche alTcgurando 

cu Corre. 

Dtíf Bien premiado eftoy fi adquiero 

afsi el nombre feliz de juflriciero. 
Vtd.Si aquí a dormir fe entrega, • Ecbafe> 

fuer§alefi efperar,porque me niega 

el paíío todo vn monte. 

que cierra la falída áotro Ori^onte 
C/i9f.Quienenel mundo ha vífto 

mayores corifufsíones,que reíiílo 

mas tarde el penfamiento, 

poner q-uiere'en lazómíatreülmiltoi 

yo eftoy deícfperado. 

ya con el de Saxonia declarado»^ 

y eftcy también de Flor aborrecidoi 

Enr.(ayDícs)demImuerto,óherido 

pues íiefcapar no puedo 

de Carlos,6de Enriq, ó dcMáfredo? 

y aytaiitos Potentados ^ 

por mi ya en A lemania conjatado* 

en tal cafo la mía: 

ya no es traición, ya no es aleu^fía, 

que por guardar mi vida defta luert 

dcuo darle la muerte» 

quié me ha de matar rnU-cra.r^/í W^r 
Fíá. Tente traydor,efpcca. 
C/í^r.Valgame Dios! 
D«^.Q¿e es cfto? 
C/ff.O tuerte ayradar , 
F^¿. Auiendo difpertado tu noe3 nada 

que fieílando dormido, 

j-iecefsidad,feñar>(le ^^"^'^^i 
í aísi en U ettoj o adac itQ¿ 



ftte té temí mírin Jote ctefpfcrto. 

gafsi lo quieren Itsdeíáiclits mhu 

tu mira Carlos bien de quien ce fías* 
:/tff .No intentes deífa Cjerte 

difculpat el querer darlé la maerte* 
)«.Bíé*u lea!tftd,f fUrtraycioncs creo» 

que fi oculto le veo» 

y al criado efcondrdo^ 

quien duda qa«nat4Trae aya venido; 

TtiM figuíédolc irá lis an(iasmias.(F. 
)íf.Fí. Guárdate Carlos de quic mas te 
U'Ysí no aut á accien q pueda (fi^s* 

intentar 7o>que bien no me fuccda, 
I juas fuelc fer rn^yor la defventurA 

del infeliz quo peca con ventura. 
VánfejftUnFlouLduratj Thro» 
iwW.RctiraCe aeíle apofente» 

|>ue$ve¿quan r^bueltaeíU 

la CAfí» 
'7w. A miga ojala 

que fuera mi monumento, 

y muriera en él. 
>/«.A>^iuierte- 

'hr.Q^\c he de adiiertír,íí en rigor 

sé ^ue es de qualquíer dolor 

vlti.Tia linea la muerte- 

Dexadmeque muera pues • 

acabará con morir 3 

devna vez tanto fentir 

y tanto llorar. ' ] 

'^rt.Defpues» 

feñora>de auerfalIJo 

dtl engaño en aue^te vifte 

anoche,temueIira trifte? * 
ífl/.EíTa pues la caufalia /ido. 

'Q})c como las dos huifteis» 

y en el riefgo me di^xiftefs, 

quanJo las l^zes macaftcis» 

!oq\ie pafsb nofupíftcis* 

Y afsi en efe do importa 

para lo que hizo defpites 

mí padre,confieffoqueeí! 

bien que no merecí yo, ^ 

Salgamos, díxoíde aquí 

Rebozado Caaal le ro, 

que echara a perder u©qaícrG> 

tan noble cafa, y afsi, 

Enrique que aqueílooyoi 
^ alapocaluzc^aedaiisi 



el balcon»queábfeiíocfta'iaV 
tras el otro fe arrojé. 
Yo hechaThaeOiatuadc yeío» , 
caíi difunta quedi, 
y aunque efte fucelTo fue 
tan feliz (pluguiera al Cielo.'X/^ 
fuerza es el auer fent id o 
el lance de auer halUdo 
^ en mí rexa vn embocado, " 
y en mi cafa vn efcondido. 
Y al fin el fentir lo yo 
todo me ha de tener trífte. 
F/df.Pofsíble eique no fupiíle 

quien fue el cmbojado? 
F/or.No. ^ 
Hi?r.Setiade los que te amauií 
que vnaefcala fácilmente 
fe puede afsir» 
F/ír. Dignamente 

ladrón al amor le llan^n» 
f/ff.Laura bien hafucedido» 

que en ninguno ha foípechado* 
F/or.Que bienios he defvelado, 
clprimer fuceííoha fido, 
que séefcapb decriajos> 
• qa^tod()senlaocaíion j 
dize vn dífcreto que fon 
enemigos no efcufados» 
Sále Udnfredo»* 
>f^*Flormta. 
F/ffr.Seas bien venido, 
que me has teñid ojeñor» 
llena de aíTombro,y temoff 
dime comohafuccdidoí 
^4H>^pi\¡os los dosa;lUfuert.' 
LAU»Con not able fufpcrilion 

hablan los dos* 
r/<^r.Corasfon 

del Duque. Vanfei 
F/or.De que manera 

el negocio difpufifte? 
;H*i«.Defpucs,derdichada Flor, 
que de squel fangriento humot 
tu me informafte^ya vifte, 
que yo las puertas cerré, 
potquexvernos no pudiera 
nmgun criado,y tu fuera, 
te quedafte« 
Fín.HaftaaauisJ. 



al cadaucr infctóc- ^ ^] - 
¿c vnaarcs ma^caJyax Wfffi 
trífce,)' miTero aüítuii : e r ; 
Defpues de ímaghvacíones . 
-variáV qoe Bb« c<,rr.bacíeronr 
y que mi diícAirro hízí*ron 
confufs'on dfrconfuf&iones» 
Salir medétcrrnir.é- 
d€ laCort^ei-y'aviiiir, 
mejor díxera a rcor^'r» 
irme a vnaaVdca^por^wc 
tres cofas afsi configp» 
dar-a l Duque mi>fe'ñot 
efte güftcdar color 
a la c r agf á^í á'ííliie' íig o . 
Ya4^n paira no viuir 
donde cada ínílante vea 
vna^fombra horribIe,7 fe*' 
qut medéhfásqúcfcntir* 
Y afs í por toídt> el lüga r 
■varios^^cárro^ feftibié, 
con que a coJos áervel¿> 
adonde fueíTe 'a parar, 
aquella arcáiaqueíla puer 
fe llev6 a vnacafa mfár ^ 
que diasque eft^ vazia,- 
al Carmen,porquedcfpues 
que anoch^ezca dfr allí pueda 
Itcarla con cuerdo intento» 
y nreteria en vn-Conueiito, 
que fcpulcro le conceda. 
Pues de itoche,Tdis"fracado>> 
Tacando vn arca -cérr a'da 
de vna cafa defpbfblada, 
y poniéndole en fegfado, 
jni rezelo fe aífcgura-,* 
tiene líi guíela piedad, 
niicafá feguriiadr 
y el cadauer (epujcnta. . 
Salan BtciquinsjTedfrho , dé^pm^ 
fáneí- 

rMr.Temcrofa te he efcufado. 
B^fa.Notablcseftratagemas 

áeamor. 
F?!/.Becoquínno temas, 

pues haíla aquí hemos llegado- 
Ttor.Es todo lenguas la fdnia> 
digadjklHQi 



I ' ' mos quienes? 

Fí^.Deíle apofento 
•que fe ha de facar nuefama, 
que el carro-cargado^ «eílá, 
'\ ^y patalleuarelpcfo 
' J tfalta mas hato?M^« Con eíTo' 
i buen hombre os entra^y íaca: 
no ay allá fuera cuyda^do. 
Firrf.No fe enoje fu merced, 
porque yo folo me entré 
TiTrnec f o>y d etc rminad o . 
Que buetjffdffculpa rengo» 
;puefto que lo he dicho ya 
que póT ía haisíenda que eftá 
enefteapofento vengo. 
Yheerradocs cofü llana 
en qiierer,pues eíU abierta, 
facarla yo por la puerta, 
quandó otros por la ventana» 
OI vueílro enojo cruel 
no topa enrdetrr que ya 
de aque.fte apofento eftík 
mudando quanto ay eu 
Man.l^Q es^qufíTa la ocaíion 
de auerme enfadad o afs?» 
/íno de que entréis aquí, 
fin e fpe ra r rc as raz on.- 
i7^'Reñ!rIe a él no conuiene, 
íino a quíen le dexo entrar, 
que ráz^onno ha de guardar, 
fe ñor, quien razón no tiene • 
Qiie mas prueba de ^fnir 
fin elía,que^uierido ya 
dicho que por lo que cft^ 
aquí ha venído¿¿ezir 
Iuego,que eflar^ mudado, 
pues fi eftailo imagináis, 
a que efeto afsi os entráis 
foberuio,y determinado? 
Pues Ci ya mtvdárdoefti, 
venís errad 6^^ l-os dos, 
porque eneílandoIo,vos 
no tenéis que hazér acá. 
y encf<f£l:o Calí os fuera, 
que 1© que cftá en efte quarto 
no íe muda áota. 
JTi'Ha.t^, [ 
feñora,lo agradedesa 
yo a fu merced* 



Han.Vcti nvos 
4que ospucde importar effo? 
FW/.Eftoy raréndídovalpiiíro 
que he fuítentado 07 por Dios» 
y quíííeradtífGínfar, 
fíes que algún defcaiifbefpéra 
qy.?en vfue defta manera. 
^lor. Puedo que fe' ha de inudár, 
ya que eftos dos han entrádo, 
dexa q«e £aqu?nXcñpr, 
lo que ay aquupuef mcj^or 
feráfalirdclte enfado 
de vna vez. • 
\ian. H as d/c h o bien, 
éa,efta inpa facad. 
"/íf Por eíTe eftrado "empegad. 

. p a e s e II » om b re d e -P í os ten' 
Bcr^.Toribio vamos facíiñda 

ías almohadas aísi. ^- ;.^». 
yi4w.Floro,y Laura aftaosT^qoí, 
yveJ loque vapfecanJo 
de aqueíle qnartoios dos. 
Salen iloro yjlaura, 
Yrf.MíraJ loque facan otros 
que eíla haziend acón nofot ros 
Segura efi^ 
Sfí-íF Sipar D;os; 

birelve Toríbio a torcer» 
^¿Í.Todo bien afsído va. 
'ieco Sí,que feñcír mandará 
que no€ d ¿u pa ra beber. 
-ei Carga efta tcrcio.fiff^. Yo? 
W.SÍ, 
_ ten firme. 
?erff.TenedIe vos. 
^Í4».Turbadoando FloTjá Dios- 

Ká/f. = >: 

><<.Fueíre ya fu padre?F¿<»f.Sí. 
«í-Puesfalgan.íngrata Flor. 
Defcuhrefi. ■ 

mudable, faífa.y cruel, 
. Cfiibueltas enfuego,y llanto 

ttíis dcf'ííchas de vna vex* 

Salgan pues^falgarjdel pech® 

tpdos jiintos detropel 

los agr.iuíosde mi amor, 
' losderpteciosde tu fee. 

Pero a y de mí que a^ñcjae quieto 

qucxarmc dét',nosB * 



.|ior d onde «mpí^é j^fife irrito 
eítudiado mixe^ial ver 
tus ojosjfe me olvidó», 
y entre ei dudar.y el temer 
mis zelos enmadecieron» 
cobardes deuen de 
pues foloíaben hablar 
adonde noaypaiMquc- 
F/or.Fedcricocíp'oro mip,r , 
rai duefio>mi amorimi bí<fn, 
qué eftremoSiqu€ íei^oiicatós 
Tone (les, que pe najes' ! , 
laqueie amge,qüe agratiío, 
que pelarlo que.de.sden? 
jorque fi te ador^el alipa, 
lie mpre amante, fie;íopr« fiel, 
fierapre cuy a,y fíempre mt » 
de quien te quejas,y a^qi^ien? 
que traxe es efte>qaecSeü:vy 
camo buelves Gut^^r - . 
l-os peligre» d«ttt>^íi*> 
Tid- A im tu no la fabes bíen^r 
mas como yn Sabío dezia» 
donde quiera qúc yoeft^, 
mis bienes enkú conmigo, 
que allá era Kiizíenda el faber^ 
yo que foy Sabíoettdefdichas, 
pudodezir al reues» 
conmigotraygo mis males, 
que fon mí hazienda tambi^r», 
y afsi noimportaqae venga 
a morirjpnes cierto es> 
que aunque'mie eftuyieraallá» 
allá muriera tatnbieii,* ^ 
y aquí mijerocon v&nta ja, 
pues yo muera»y'tu lo vés, . 
É^í"í7.pregu<!tOthu?c,nadaaÍ cafp 
que yo cargado me etlé,^ : í , 
que aunquc^esílclarite^íle.cÍ€loai 
foy Atlante muy novel, 
y daré con todo en tierra. 
F#¿f iTo ímpoita afsi, porque ^ 
"/1 alguien viene»te'hálie afsi 
Becoquiriídando a entender 
qLie vamos Tacando topa- 
Bí'fo.El que entrare, íi'me v'5, 
como cargadnitargando, 
no loentcnderít^mbien» 
Fiír.Flolo ponte tu a.eíl4.puí|t?f. 



tu i^ueHa.porqne anífeis 
íi buclvc raí padre^agora 
díme tu fi ya H vh 
•a tu voz reftíluydo» 

fabc \o que pafso aiiocfacy ■ ^ 
yoio) maeitaf) •' • ^ z 

fjae no por aiíef calfad^ 
al vc»te,Florlolv'idé 
Jo q«t^teng^ <Wic fentir» / 
antes cobré aliento, bien 
comoelcnr^fó de vna fuente^ 7\ 
que eftoruandole el concr> 
con la manbjTe haze atrás, 
f a 1 1 a vn inft í\i tiie i>to,y. d e fpue S 
buelve con mayor violencia, 
afsi mis ojos también, 
que corren fiefnpte defdíchas, 
en el punto qufc te vén 
fe fufpenden^qtiél rato* • 
eftornadosdclfíazer. 
de vette>co.irrtayoriiTería 
buelven al Iknto defpjuf s, 
porque el poder re (lííído 
corre con mayor podeu 
H^r.Profigue, y no hagas cobardes 
Jof zelos,que íiempre fue 
fu opínfonel íer valientes, 
mas muy de valientes ts» 
quando rifien íTn razón 
acobardarfe»y temer# 
/ífi Pues ya esforCofoel4iabIar> 
perdona Flor fi efta vez. 
pierdo el reípeto a tu hono^ 
que no ay zelofo cortes. 
Tior .Del mal que vienes herido 
fola de.ell'a sé, 
y antes que me digas mas» 
/i te puede merecer^ 
mi amor alguna fineza, 
te fjpl'co que me dés> 
Federico vria palabra»- 
>rí/.Si doy. 
Jlor, Perfuadcte. 
Jí'iAqué? ^ . . 

r/^r.A que no te he ofendiJof 
[ue mf honor,y mífre^^ 



y con mas ventajas que ¿7, 
^ que ce amQ como a efpofc, 
^ y al finfeñor^auuque eíUs 
" perfuadido a tus^ agrauios, 

Cey quien roy,di agora pues. 
F^^.Ya no tengoque dezir, 
porque fino he de creer 
que faltas, Flor.á quien 
íicndo mudable, y Riuger» 
no tengo de que quejarme, 
Xalsiycyocallaté 
cl auerviííoenta cálle, 
(víftodixe>7o me erré, 
que no lo vi (ay quich callara) 
en fin no diré que sé 
que eíluvo entu calle gante, 
que fe ha arrojado cambien 
de tu balcón vna efcala, 
fuera ojala fu cordel 
vn Jaropara mí cuello, 
pues fubio por ella quien 
es masdichoíb que yo, 
porque menos firme es 
que entrodiíntro,que pafsb 
lo que Jas dos QS fabcis: 
fi eftono he de creer,digo 
que es verdad que d!7esbíen, 
que fe engaño qu.ien^ lo vio, 
y pues que meiídira fue, 
á Dios F!or:guardere el Cielo, 
quí^n eres ferás((i a fee) 
pues liO es falcar a quien eres, 
que en efe<Sboeres niuger. 

Thr-No has de falír oy,efpera. 

Fd.SucltameFlor»'^ 

F/cr.Oyetue. •; 

F/á.No es pofsíbIe,ctec de mi 
que no haside bolverme a ver 
en tu vid3,y plega a Dios 
que las nueuas que ce dén 
de m?,reaii que á lasjnanos 
de vn trayor. 

F/ér-La voz deten 

m i fe ño r; m i fe ño r d 'xe , 
yerro de l'k lengua fue, 
porque quien ofende amando, 
ni es mio,ni lo ha de fer. 

Ef^.Nótc arrepTentasjque Jo 



íír.Ptíc s has de oírmea 
tá'^o te creo 

íin hablar,no ay para que- 
'for.Pues no has de falír de aqiTÍ/ 

hada ercucharme» 
Fíd.Di pues- 

F/*r Nunca has TÍfto,FecIcríco, , 
(<]ue he de valcrme también 
de comparaciones yo) 
Vil viMno,que al Roficler 
del Sol finge mas colores 
en verde y azul papeU 
que dlbux^ en cíe lo,y cierta 

el apacible pinz^l 

de náiiualeza,'y luego 

el color,al parecer 

que es fingid o»d el criftal 
I no d e X a fe nal d c fpu £ s? 
I afsi,aimque los zelos tuyos 

te hagan terminar,y ver 
. fómbrasjfanrafmas^viííones:, 

con vozjcon cuerpo>con Té r> 

fon aparentes no mas> 
' que zelos faben hazer 

de las lagrimas ctiftalcSj 

y afsi vn zeloTo cal vez, 

aongue loque Vi^ es verdad, 
' es mentira lo que v&. 

Eilo el alma te alTegura» 

y aPsite digo que fue . , 

aparíenciafolaroer.re» 

que no te puedo ofender» 
' vete agora, vete agora» 

vete Federico pues- 
Fíi.Agora no me quiero ir, 

i^ue primero he defabeK . 

de tu boca íi es-verdad 

loque te he dicho* 
P.W.Sies. 

F>í/. Luego llego el erabo5ado> 
F/^r-si. 

Fíí/.Ab?ettovnbalcon>y cnd 

ifna eícaFa? 
Flor 'No lo niego- 

Y fubio vn hombre* , 
Wcy.Afsi Fue* 
Frrf.Entrí)enCU quarto? 
Ffor-Es verdad- 
W.H^bI&conlígo^ 



F/«r.Tambien» n 
F/i/.y no me lo niegas? 
F/cr-No. i 

Ffrf»Pt5rque. difiera porque, 
que ya me contentaua, 
aunque es cierto yo lo s^t 
con que lo negaras cu^ 
mira que pocoadeuec 
re llego, pues no te deao 
vua mentira (ay cruel-^ 
porque, poique ro me engaña^ 
^quiera ingrata? 
F/or. Porque 
es verdad quanCo me acufa^, 
no el fer n:udable,y infiel > 
y yo no quiero negarloi 
dando conefto aentendef 
que fi miculpa es mentira 
ioesmidifculpatambien* . 
ue el que ha de dezir verd^dy 
ederico,nohade hazer 
el prologo con méntira, 
porque al mentirofo es bien 
no creerle las v'erdadcs 
quando las d?ga defpues* 
Bí^a Pues fi víi a dezir verdad, 
yo no puedo mas tábien: VéX4¡i* 
que pefado es vn eílrado, 
los diablos carguen con ¿1- 
JíJ.Difcolpaay? 
Thr. Sí 

FiTí/.pIega z Djos, 

no dudes, profiguc pi^cs,* 

quien pufolaeícala? 
F/íy.Nádic. 

TeJ.Qnkn el emboSadofuc? 
F/^r.Ro le conocí. 
Ffá. Aquí entro 
en tu quarco" 
F/(7r.Nolosé. 

Fí/Pues donde eft^ ladífcttlpa^ 

F/«/.En nofaberlo* 

Ffíí.Muy bien, 

ydiTcttlpaés nofaberlo, 
de fuerte que yo he de ver. 
Id? agrauios cara, a cara, 
y las dífculpas porfee, 
^ Dios Flor,t»enes razón. 

J/py.S¡ quifieres 



«¡ue Jaree, qne no fabíír 

íen porque 4 le Huuíera 
hablado ítipíeraquíenil t 
▼cce.vctcx plega á D os 
que las niieuas qne tciícíi 
jíc mijfcan que aü mucre c 
na lid o. ' 

Deten,dettn 
ias maldícíoiies Fíornsía 
(iniXdixe)yerrofue 
de la voz,quí por coftumtrc 
pronunciaimorestaj vez 

F/ffr.No tienes que arrepcntutc* 
que yonoce tonuré 
lapaíabi*P. 

Ted.Lücgoedzs 

enojad a cu cambien? 

r/^r.síjpucs quede mí has tenido 
t2n baxo concepto. 

r^i. Quien 

II o t u n o z e los a m and o? 

Fitfr.Qdíen amo con firme sé? 

Fri. Aunque vaf a j o enoj ido 
no lo quedes tu efta vez, 
hagalaspazesel tiempo 
que falta. 

Tlor.Ma\ podré 

féHíb'rOTe a mi deffeo 
quandoeíloy que tiendo biea 
niircfíor,ya fin errarme, 
fino porque lo has de fcr; 
^ Dios Federico. 

fed'A Dios 
Wor. 

F/^r. Bol ue rete a ver? 

Fí^'Sí,qae yauohede aufcntatme* 

F/íf.Como. 

Ffí/.Importame tamb?en» 
Ficr-piies en Xorrcblanca cftof, 
Ffí/.pucs a Torreblanca iré. 
F/or. A y pe :d id o d u e rio mío» 
Fíá.Ayinimal logrado bien. 
Bí'Co.Ay mi bien pefadoeftradof 
el diablo te licué airen» 
Vanf,,y[ale Mar-frcde disfrazadas 
^4/7.)^uieii fe yih mas afligido* 
ni en mas peb'grüfoe mpeií ^ 
que yo fía que fuefly dueño 



recirado,y efcondido 
mi defdíchaine bufeo 
en raí cafa, allí me haUo 

llan\aíle<onnvj,dicha< 
que aunnofuera ioí<iefdícha 
qnando laliarna^^ra ya. 
Óculte el noble delito 
de Fíorjpor faluamc a vau 
y truxe aducrtído aquí 
COTI vn fe c reto infinito 
el arca que folicito 
de aqn i facac efcondido» 
fin que a otro teílí^ pida 
Fau dr,pot que de fta fuerte 
lleue V na muerte a otra nuicrte> 
qae ya no es vida mí vida. 
Ya foloenlacalle eíloy, 
abrir efta puerta puecto 
con pabor,a.ííorríjbro»y miedo* 
c<ín6eTTo que a verte voy 
jouen infe iiz, no doy 
paíToque no mepQJecc 
que fcerize,y eflremcce 
elcadcr(ruerte dura) 
pidiendo lafefu^fíra^ 
que ya mi valor le ofrece^ 
Vafe ,7 pie federko ,jBecoqmn. 

B^f^-Q^ien ha de entendeitc? 

F^á.Amí 

apenas me entiendo y o» 

íef^. Ya uo hits clje partirte? 

Ff i.No. 

Bec$.Y has de queil^rtc aquí? 
Jfi.Si. 

Bí^.Puescomohasde eftar aqui 
defpuesde auerte pafl'ado, 
rcíijr,íoqu€ me h-TS contado- 
Fíi'Poi eíTo mifítio no quiero 
aufcntarmcque^aCst efpero 
quedar,BecoquínfVengado- 
Sale Manfi€do<onrn arca* 
liiw. Aunque fe esfuerza el valor» 
las fueteas no lo coníienten, 
bueno es antes que fe intenten 
iiiiraT las cofis mejor. 
M^s dos hombre veo,el vno 
podrá ayudarme»mancebo 
►or vcftfottaxc tr^fi átrcuo 



¡ en cafo taia oportuno* 
Eíla'arca aueií-dc licuar 
íaqui cerca,y dafrosquif ro 
vueftro trabajo primcro> 
y dcfpocs a ii^frefcarj 
tené amigo de eíía parte- 

W'Bi^npór DioSjvay ocupado» 

\ían Pues yo q eíloy ya empeñado 
en efto,6he de matuítc» 

, 6 hasde harello- 

Vi/- Lance fu erre, 
íi me quiero refiftír 
podra jvTÍlicJa venir» 
y conoccTme>deíuerte> 
que a mi dicha correfponde 
la ocaíiomya csfuerjaaqui 
lleuaIU,pues vengo afsí» 
ayude,y digaaac a donde 
fe ha de 1 leu ai. 

líÍ4«.rd dclante^»' 
queyoosfeguirS. 

-ed.Tomc» 

>¿.A guárdame 

en e íle^ pu e o vn inftantcí 
T-Aquí agualdó- 
la». Gente fie lito» 

por fi fuere el Duque es bí€n 

irme. 

Salen el Duqüe,CUtaldo9y gfnte-- 
:/or. Deteneos. 
ed'A quien? 

7e^A/ Duques » 
frf. Gran cofa intento, 

e* ra an d a í s? te ni d o e ft o f . 
Yof.Que es aquci^o que Heuais? 
ed.Vn arca, 
let.Y adonde vais? 
i</ No sé por Díos.donde voy»- 

ai detrás fu dueño viene. 

él Ies diradondevá# r ' 
7of.A donde vieoe?' 
edAlcr^: 

parece que gufto tiene 
de verme cargado» 
lo t. Aquí 

no viene nadlcafefte es 
ladrón» 

•^J-Prcndcdlcíydcrpuc? 



ÍQ fsbVeaíojs. 
Ted.Ay de mi. 

Pfl^.Reconoceld?:. llegan luz... 
C/oí. Señor, 

Federico es. 
Da^.Deftaíiieite. 
C/(^r.S in duda a;darte la mue-rtié* 

viene entalVrage- * ' ' 
Ted*A rigor. 

X)«^.Loq'jeenelarcaaymítadV 
C/of. Dadme la llaue. 
Ffí/.Cine llaue? 

viofe defdichart^asgraue? ' 
r)¿^^.Luego la defcerra-jad. 
CrUáA bierta pfenfo q^ae vi^e' 

con folo vn cordel liada. 
I>//^.Deslialda. 
Cfw¿. Desliada 

eftá. . 
tue^.YcA lo que contfenc» 
C/«f.rerus,y que mal olor, 

llega eíTa luzjcllo^s ciert#, 

cuerpo mneiro es. 
Dtff.Cueipo muerto? 
C/er.Efte es Enrique fefíor. 
rrrf.Valgimc el Ciclol 
Dw^.LIeuad 

preffb al traidor^y aqti4íftVarxa> 

Jefpojos de fierra parca 

entre los dos os cairgad, 

para darle fepaltura. 
Ff/. Cielos, a quien dcíJicha igual 

faced í6? 
Clot Con fuerte tal 

oy mi dicha fe iíTegura. 

lORNADA TER-eERA. 

■ Ji. >v ■ 

- Salen Uanfredeiyflcr. 
F/í»r,Proíigüe,que eftoy feñor 

de tus^razones pendiente» 

y dando gracias al cielo 

que deparar te quiíieíTe 

aqilel hombre. 
^4». Como digo,- ^ 

en viendo que dítigénte 

bolüibla efpaldacl buen hSbre, 

prefuroo q^Lie vn ángel fueíTe, 

dcxilcakrgar delante» 



por^we ft a recónoccrlc 
llcgaircn. 

yF/or.Quc hafuccdido^ 

W/<«.v^ tienes? 

l^fl.DdHe cíTa torre»italaya 
del Sol>hc viftocjue vienen 
áe la Corte hombres arenados- 
que cercan,/ qu^ guárncccn 
vucftra carroJa,nofcan 
que ayan venido a prenderte 
por el enojo del Duque- 

^l4».La fortuna echo la fuerte, 
íin duda que fe han hallado 
^':ftIgos que me condenen; 
que haré Flor' 

r/í^f.Huyefeñor. 

^ííw.Sí podré falír- 

X^tt.Nd puede s> 

fjue a la puerta patí) ya' 
«íTa carrpjajcn que viene 
Clotaldb,yvB hombre» 4 quícn; 
mas pintarlo no conulene» 
quando todos por la fala 
entran ya. 

F/er.Notedefpeñes, 
tente penfan^ícntojno 
me arraílresjdifcurfotente. 
SéíU ClQtdld9 , ) Veiertcé con fúfione^ 
rendados los ojos. 

C/íf. Entrad vosfolo conmigo, 
todos los demás fe queden, 
fcñor Manfiedo.AÍ4ft Señor 
Clotaldcpues deíla fuerte 
vos en micafa^queeseftoí 

C/cí'Importa que fojo quede 
có vos.Máti. Pues dexanos folos. 

Thr.Dizen que^aftrologo fucle 
fer el carajjon.y yo 
pxefumo q^uc he de creerle» 
que en las defdíchasno ay 
aílrologo q no acierte» Tj»/?- 

^í>r.Ay bella FIor,quantaculp4^ 

en eílos fuceíTos tienes» 
y^ff.Yaeíloy folo. Cht- Pueseled, 

V4le vnfAftt' 
>tf^«.Decretodci Diiqueeseíle. 
^r^'Manft^Q Conde, d^ Auxí^ 



A mí feruicío conutené 

?ue efté en Torceblanta preíTa 
ede[ico»en lo mas Fuerté 
deIIa,donde el Sol apenas 
por folo vn fufquicioentrfc. 
No le quitéis las pcííTones, 
y ninguno a hablarle llegue 
fino vos, y afsi vos folo 
le licuad lo que comiere: 
cfto importa a mi honor,cfl:» 
lo mandoj^ena de muerte* 
C/of.Y yo afsi os lo notifico. 
>í/f«.Yoloobedezco,y fi puede 
infocitiatfe mi cuy^lado, 
dezfdme que cafo escfte» 
porque pren:íe a Federico? 
^lot, por las HiQiechas que tiene 
de íatraycion que fabi-iy, 
yporqaedi6a Enrique muerte. 
fdítn.K Enrique di¿), muirte? C/a,Sj, 
quedad'con Díosínípcudcntc 
cora^oii miQapues tanto 
folo a profanar te atreucs» 
y fabes por los efci^os 
que Flor ama cílima,y quictfc 
a Federico, no temas, 
-firo imPijfsíblcs emprende, 
no pierias l^ii ocaíioncs, 
qel CíeJotefauorece. ^ Vafe* 
Jlpafío Flor* De aquí me lleub el te- 
y a jii eltcmoj: «tie bueíue(mor, 
íín que mi padre me vea» 
detrae de aqueftos canceles 
le oyré.M/íw.rrtriTo Federico, 
yo Alcayde,m¡ cafa el fueíte» 
y por la muerte de Enrique, 
que en?graa,ciclo$,es eí^c?^ 
r/í?f.Muerte,Enríc^ue,y Fedcruo 
dixojdemos neciamente 
otropairo a ver que dizcn 
Federico,iEnríque,y muerte. 
Han.Yo he de falir d efta duda. 
Defiuhrele, * 
Federico ya fts coníiente 
mi valor»oue en tantas pctiiS . 
la luz del Sol os confuele- 
Ted,E\ mayor confuelomid» 
cs,feñotManfreio,verpie 



d ichoro el qflé ctí cita muere. 
JRf^r.Que míro»pues mis dcrdíc^ar 
ir adelante no pueden» 
demos OCIO paíFo acras* 
M-*». En can cigurorafiicrCd 
poderdrfpenfar quí fiera 
en eftc orden, y quefucíTj^ 
h ofped age gene rofo; 
peroyo.Fíi-Noay qofrecerme 
merced ning«na,el rigor 
executad de las leyes, 
que a vn podcrofo Alojada, 
y a vn enemigo valiente 
no vence quien fe reíííte, 
fino quien íe humilla vencp.. 
l^r*Y¡L que mfsdefdíchas veo, 
oírlas quiero claramente,^ 
de m o s ot r o pa íf ü . Q¿e 
d ífcurre tan cuerdamente 
difculpe mi accion,venid 
donde vna torre os encierre» 
y donde eí Sol nooi vifite. 
Fed . A 1 6d o e Hoy obe d f e nt e • 
lí//«,Sf'guidtne, pues,pero encanto 

dezídittc quecafoes efte? 
Ri. Lo que él fabe me pregunta, 
mas contarfeío conuíene. 
* Saii defterrado.M4W.Ya 
lo sé. F(?</.BoIu? neciamente 
en eíle trage ala Corte > - 
-^unca a la Corle bolvieíTe-l 
JMf^i. pues que os fuccdioJfrá. Topé 

vn hombre. AÍ4W. Si. 
Ted'Que por verme 
en efte trage, me dize 
que vna arca fuy a le lleiie» 
Aí^w. Válgame el Ciclo » cj efaicho, 
que a quien di el arca fue eílel 
y í»orque no os efcufaftcis, 
íiendo vosFFfí/.Porqae valetfe 
qui fo del valor,y yof 
porqae no me coinociéfTen» 
íi acafo alguno llegaua> 
antes quifc paree erme - 
a tul cr:tge>que a mi mifmo» 
que es el acción mas prudente 
faber vn honibre medir fe 
a lo que pide fu fuerte. y 
^^«.Noconociftei's guien era? 



foy Caua!le?ó,y poímT 
ninguno ha de*]^erderfe>fueífet 
y yo encontrado del Duque» 
fue fuetea el reconocerme 
elroílto«roas noel alma» 
que ei de reboj9 vé /lempre- 
Ofendiofe en verme afsi, 
porque eí mudar cragc cíens ^ 
yaconfeíTado eldeliCo 
que no ha imaginado hazerfe» 
Qaiío faber que lleuaua, 
que como el Cielo preuiene* 
que nada puede oculcaríe 
(aunque el (abe que inocente 
cíioy en aqüefte cafo) 
quifo que en mis manos vícíle 
calificado el delito» 
quaiidoel almaechac no puedeí 
Abriola,y hallo(ay de mi!) 
de'Enrique(ínfelize fuertcl), 
la imagenen el cadauer, 
bue lea a fu primera efpe cié» 
C lotaldo en fín(á traidor) 
del fuceílbmuy alegre 
(por ocaíioncs que callo) 
me confirmó delinquence, 
no folodeíla defdicha> 
mas de que qaife acreuerme 
a macar al Duque,y bien 
fabe él quien enefto míence* 
Pero íi de las fupremas 
caufas las íegundas prenden^ 
y el Cielo por fus juyzíós, 
que ínueftigar noconuiene» 
quifo que en agenes culpas 
propiias penas redimielie- 
Yo eftoy concento Manfredo, 
pues no haze dura lainucrcc 
Japena,(inola culpa, 
y afsi quien ninguna tiene» 1 
aunque con el vulgo muero 
infamad o,alegre muere, 
pues morir por la verda^ 
es lamasfelize fuerte ^ 
Mrf^.Sabe Dios quanco me pcfa; 
que eíle agrauio quiere hazerlc 
oy el Duque a mi valor, 
paes^de mas de que inoccnce 



„,as el callar no es valor 
quavido afsí el honor le ofrende, 
Iftfn. Venid Fedcrico.Fd.Vamos. 
JtíiíW.El Cielo>amígo os confueíc. 
Ted'El mi inocenciadeficnda. Vanfe. 
Tior^^ cltangranttaycion reueleí, 
ay de mi.»^ las dcfdichas 
repero,y numero tienen, 
y confoumclosrujttos 
dsicl Cíelonialcs.y bienes, 
como en mis males ordena, 
que vnos con ottos fe cncucntré, 
2 esf'iecga falír vn cuerpo 
paiaqueelcriíial Ce llene 
de otro,comocftando llena 
vn alma,occos cauer pueden. 
Pero cómo en laconftancia^ 
es mí vaJor can valjente, 
tfsílos males £e miden 
coB el íujeto que ctencnr 
pues no tengo de rendirracr 
Hetnpre amante, firme ficmpío 
cfcolloeX'puertoa los olas, 
roca firme a fus baybenes 
ha de hallarme larfortuna, 
víua,y muerta ciernaroentc- 
Ya mí padre aurácerrado 
las puerta5,y como fucle» 
fe Warepofarílaí» üaues 
hc dcprocurar cogeríer 
y ver a ni! amado eípofo» 
aunque honor,y vida arríefguír.. 
SaUBeco(\uin. 
^íCcDe erperardefcfperado, ^ 
he venido a rcfolverme 
á aguardar aquí a mí amo, 
centro folojdonde (líele, 
como del imán traydü^ 
hallarfe naturalmente- 
KiQuíen a'.Bi. Bucno-F/ Becoquin? 
í/r<r. Tan poco mi amorte deue, 

que agora me dcfconoces. 
y/tff.Antespara conocerte* 
lince fuele hazcrfe el alma, 
como eftr^Ua que precede 
las luzes del Sol que adoro* 
Ȓe.Ya Ocafofoy donde mercCcnS 
kasviílo a cafo a mí amo? 



q^c de Propoííco quieren 
los cielos qac muera yo. 

Bíí«. Dcq mancra^Fiof.No aprieteji 
Ia:s cuerdas a mi tormento, 
pero ven íí verle quieres 
cargado el cuerpo de hierro, 
/fi el alma de penas fuertes. 

Bec.Qae eftá prcrt>íf/#.prero eM 
e n eíTa t orre-» y de fu^ rte", 
que no sé fi faldi^vluo, 
roas íi raldr^,aiinque mil vczes 
muera yo.Bff.Encontrole. el ÍDur 

F/p.Yen trance, amigo,tan fuerte, 
qurr confirmo fus fofpechas. 

Bee» Plega al Cielo que por verle 
no me aprietan las agallas, 
como a muchos acontece- 
Vanfofdle el Duque ,j CUt4ld§. 

C/cr.Digoquc(crá mejor, 
por fer del pueblo querido, 
que en la cárcel, fin ruydo, 
pruevc,feñor>tu rigor, 
porque del vulgo adorado, 
y aunque voz de Dios le llaman* 
tal vez (u deidad infaman, 
quando juzga apafsionado. 
Y afsffi quieres hazer 
información 4e fu vida 
a! que o y prendes homíc/'da, 
libie mañanahasde ver. 

Dtíq.Muchki mi amor \c difcuípa, 
pues fiempre conocí en él 
alma noble en pee ho fiel. 

C/of; S 1 h^lla dífrulpa fu culpa, 
en r quien le ha de cuJpai? 
tembícn yo abonaile quiero, 
feto remo que el azero 
que aiUno pudo emplear 
de luto.y llantonovifta 
e fte .r. i fe r abí e e ÍI a J o, 

Díf<7.E) aprieta d^m? finjo. 
fi-ra,y horvibl>í conquiit : 
védíle a M anfrcdo..C/of. Qjie 
mandas,rcñor,que diga? 

Duq.fií embidiarfieraenem"ga, 
díle pues.C/^rQue Jcdiíé? 

D«^.pile en fin C/^.Qüe fe ñor? 

Dir^Ñadar 

rí) 



t)e Den Caldfrinl 

Duq. Dírasle(4 forTuiu ayrada.) Pues fi loí caét^oS ífoiáe 



C/^r. Bien de mis dichas d udé. 
r«^.Dile pues que a Federico» 
que mal apoítrarme aplico 
la echara que leuanté, 
díleque aliáenlapriíion 
le dérn garrctcíay de mil) 
H a re lo-fe ño r .afsi. F^J?. 
Dw^.Qje terrible esia parsion 
que aqucfte flcfnpreaa moftrado 
contra Federico, jr yo, 
íi e taima no sí engaño, 
delU nnTini fie confirma Jo, 
q ie eftá de todo inocente» 
qje hombre de tan gran valor, 
que ofendido a el oteníor. 
ho.iraJocomo valiente 
fufrcfinmo'lrarfe ifrado» 
y en tfte dio de t int i ínjarÍA 
fabe refrenar fu furia, 
pacifico,/ reportado, 
ip jeftra co no porcríftal, 
adonde^ 1 Sol re be rae ra, 
qne a pefarde embidiafiera 
goz^almanoble^y leal. 
V Oy la püílrera experiencia 
de fu lealtad he de hazer, 
para podcrconuencer 
la ambición con la inocencia* 
A velle a la cárcel voy, 
porque deí\a vifta infierOf 
pues lía-nan jufticíero, 
^ que hade fer juzgado o y. 
' Va fe, y fali Tederko, Flor ,y Becoqm* 
fid Ya no por carceUpor Cielo 
podréeíta corre tener> 
pues te merecí de ver. 
Ya ningún daño rezelo» 
que illa muerte temí, 
no fuesbellifsima Flor» 
temerla po^ fu rigor, 
fino por quedar íin ti: 
aunque n las almas Con 
tternas,podrá la muerte 
pr^armc del bien del verte, 
no de tn d^lce prifsio"'. 
Que fi eterna hasde viüir, 
y ecernáhede fertambicni 



quedando anfentes las almas, 
nueuos lauTeles»y palmas 
á mis dichas apercibe* 
Pero mal mi bien empleo 
vn tiempo tari defead o, 
paes con penas he me zclado 
las glorían que yapoíTeo* 
Comoeíl^smibíéfF/.Nohasvifto 
qu and o entre rolados velos 
bufca el Sol nueuo Orizonte, 
xlexando en nueftro Emísferio 
los ayres en negro asombre» 
la tierra en mudo (ilencio* 
Los animales confufos. 
cubierto de horror el ctielloi 
haíla que buelue á adorarlo 
coín nueuas madexaSsfiendo, 
ñ Ca aufencia muerte a todo» 
yiád,y fer fu naciniT«nto, 
pues íi afsi el alma que viuct 
aufcnte de losicflexos, 
que de la luz de tus ojos» 
comunica^aufente dellos» 
muere a todasfus potencias, 
muere atoio fentimleuto, 
haílaque buelve á go^ar , 
de tu viftarayosnueuoij. 
F^.Ay Flor del a'ma,y á Flor 
de verde, y caduco almendro, 
que porveílirle temprano, 
nunca dio fruto a fu dueño* 
Si fui tu Sol,y te dio 
▼erdor loCJno m! aliento, 
oy ferá fuerza gozarte» 
pues fon miocafo eftos nietos! 
ay Flor. Ror.No llores bien mior 
que íi foy tu Flor, yo efpcro 
verte prefto renacer 
con explcndores Febeos, 
fiendo entus muettis cenfzaf * 
el Fénix tu de ti rccfmo. 
Sirviendo aquellas cadenas 
de Tacos ramos Sábeos, 
repitiendo fiempre vidas 
inmortal contra los tiempos*^ 
Í^Cfl.Lo aucis también diícurrido, 
que a ínter rom per no me tttcuo 



Vn ca^i¿6 1 
tu padre viene«Kifi>y.No ímpóita» 
que ccnfu licencia vengo- 
- Sale M4nfi tdoíon Tita ctfta^ 
3^í/í;(/vSleoq£re es noble la piedad^ 

hija. J/orTSeñor. 
^anf. Vete prefto, 

porque he ,vifto de la Corte 
venir gente, aunque de Iex'o$> 
por fi esrecadodcl Duque» 
Fitfr. Solo tu guftodefeoj 
a Dios feño£ Federico. 
Ffá.Pagueos^bclla Flc|:, el Cíela 

eíla píadoravffita* 
BCCO'A Dios tannbié,puesnopueJa 
afsífiir a tús priliones. F<<uJ?» 
Ffá.El dcfeote agradezco. 
^<<a/. Sentaos,/ comévn bocado> 
Federico, que yo efpero 
veros libre.porque ion 
Jas coleras de los,dueños 
tempeftades,qut en vnhorá 
mueíírranel Cíelo feréno* 
Tid. Ay miManfredo, ay amigo, 
íi lodezjspor confuelo^ 
yo lo agradezco» Manf,Comjed* 
Jrrf No podré. 
Uarjf Pues por lo menos 
bebed, y confortareis 
«l eüoraago. Ffá. No tengo 
fcd . Bí^«/lBebcd por vida mía. 
Tei.Por el juramento bebo. Behe^ 
Matf Pues a DIos,porque no esbié 
que iiíe encuentren acá dentío» 

fon miníílros del Duque 
los que vieren. Fcíí.SoIo efucro 
defpuesdel Cieloen tus manos. 
Táaiif.Cyce que tu bien intento. 

Vafeyj Xilev Vhr, jCktalík. 
yht' Para daile de comer 
como fu Alreza ha mandado» 
enefte punto ha baxado 
él Tolo. C/íf.Q.nerolc ^ec 
que ay nueua orden- Fícr-No fcrJ 
TJniendo porvueílra mano 
muy p'adofo ( a viltfrano.) 
^¿pf. El ferio en la tueftra eííS» 
como vos queráis que viüa, 
liazíendofelíz miílierte» 



F/cr .N u n c a efpe ti d e v ós menos» 

Clot. Qv¡ércfnondeisbclIaFlor? 
li no a mi amor, a fu amor, 
fe lo dcueiSjquando llenos 
cftos Hilados eftán, 
que al Duque traidor ha fido» 
que en Saxonia le ha vendido, 
y que ha muerto a Encique,dáa 
mis intentos nueuo medio 
para librarle es , fí vos 
me quercií bié. F/#y.Viue Dios» 
villano, que íielicmcdio» 
no digo yo de vna vida, 
pero deí mundo,eíl;uUiera 
en que yo bien te quí fiera, 
fuera del mundo homicida» 
Vete, y dale tu recado, 
y díxe 'bien, pues arguyo, 
que fi es de íu muerte, es tuyo» 
y no de quien te ha embiado 
^mi qadre, que antes^quiero 
verle muerto con honor, 
que no obligarle al amor 
de vnfalío,dc vn Hfonjero. 

Clot. Pues ad-vierte; mas aquí 
viene Manfredo , callar 
ímpoita, y dífsimular, 
que mi negocio hago afsi. 

^ale Manfredo^ (¿o, 

3VÍ4».Cíotaldo. C/tff.AmigoMáfrc* 
el Duque como confia 
de vuellio valorjme embia. 

F/or.To^a el alma c ubre vn miedo. 

C/Ȓ. A que porque no alborote 
de Federico la ínuerte. 

Vlor. A y Uio?,y que dura fuerte, 

Clot' Le mandéis dar vn garrote 
en la prifion j mas él 
viene aqui, y os lo liíi*^ 
s/le el Duque» - 

Dnq. Adonde Míinfredoefiá? 

Manf h tus pies. l^uq. O a migo f el» 

'pues q aj del piefo?. ifrfK.Seííor, 
lus ordenes no he ex cea id oí 

Íjormís manos ha comido 
iempre. ©«^.Tirano rigor; 
verle quícro.Mrf. Voy per él. V4]3f 
tlot. Mira» gran feñor.que queda 



P9 DatíPedroCa 

Hq- Misdefcuidosperdbfiad J -^ 
belUFlor. F/^- Dame tus píe> 
//¿j»Con quien vücftroherinaiioed . 
con masilaneza os tratady 
mí [3 adíe es el Conde ,y y o 
por mi hermana os be tenido. 

Hórarvueílra hechura ha íida - 
&ile Tedtrico ,j Manfreda* 
ed.Y^ a vueftcas plantas lle^o^ 
gran Ccñov» vn defdíchado» 
díchoíb en auero« yifto- 

Q^S untal í a piedad lefífto. 
deípej4d.C/í^^Ola,€uidado.F4»JÜ» 
uq.Y pues,Fcderico, qiic 
defcai gos» a tantos cargos^ 
defpues de tiempos tan largos 
KOmaenmí cafa os honré, 
tenéis que dar?que XomiTmo 
(mirad quai^grandecs miamor) 

ft)r el vJtJmofauorr ^ 
e^ríior al fin barbarifmo, 
los quiero de vueftra boca 
orr,de:zíd,proponcd, 
y de mi. piedad creed 
c ílo. Ye4- Y a e ffa fbla inu oc a 
eíle trífte defvalido 
de la fortuna , y de vos> 
a un q u e m u y b i c n fabe D ios, ^ 
feñor.q'Lie no os he ofendido» 
ííg. A los tratos d,e Saxonia, 
¿ue de zis? ¥ed Que de mi vída^ 
«endo yo mifmo homicida, 
fea vitima f eretnoníí:? 
íer de todos blasfemado, 
como el traidor más al'euey 
fiel penía miento mas leue 
de mi pajrfe os ha agráuiado. 
»^.Y en cl^qnerermemaur 
en la cafa? Yací honor 
esquíen mt, ffeei^a ,fcñor, 
^ me foT{aii acal lar 
mí valor, a qjüé publique* 
aunque con agena culpa, 
la verdad enla d^fculpa. 
/^. Válgame Dicsj y de Enrique 
muerto por vos,pues hallado (d* 
fue eú vueftros ombros,quíé du-^ 
que queda Ulei.gua muda. 



de^Auftria generofa rama, 
defcendientc del que pufo 
fu eíloquc en la CafadeAoflfia. 
xaes cieropoque mis verdades;, 
puertas al nicnfio abran, 
y Iifongeros cobardes, 
defcubran fingidas caras. 
Yafabescon la lealtad 
que te feruivezes tantas, 
ya en la pa2,y ya en laguerra^r 
dandopluowsá lafama> 
y quemifangre no debe 
a la rnejor de Alemania 
nada j pnes óyeme agora, 
verás que lo fon del alma 
en efta Ciudad, que Inunda, 
mas que con líquida plata 
el gran Danubio , con fangre 
de enemigos en fu infancia. 
En competencia feidi 
a vnabelíífsima Dama, 
(UitanNoble como hcrmofa, 
tan prudente como honrada) 
de eíTa esfinge efíc Clotaldo, 
mas con fortuna contraria»' 
puesiedefpreciauaa il . ; ' 
alpaíToaue araímcamauav 
Sucedió lo de Saxonia, 
ti traerte aquellas cactos» 
e| guante de defafío^ 
el perder por ^1 tu gracia, 
y al fin el íidefterrado, 

es el auíehcia en quien ama 
muerde (jíuijjque los cuerpos 
perdoné, y k:? almas maca. 
Tujfeño'-jlo coíifiJera, 
íi acafode veras amas, 
pue* efte tiranolmperio 
fe tftiendq á fieras, y plantas, 
paairme,ya<mi criado, 
dizienco-donde efperaua, 
orden di que aquella n^he 
Ja c^Ile, y pi]ertas rondara 
de n>idania,al finlohi»o> 
quando mudaUe, 6 ingrata^ 
(6 quizácomoellad'íe, 
yes-Iocierto)deídichada 
ocafion a fu hermofur^ 



Vn ufiig 

íi bÍMi 1q rcuela el alma, 
cfcalófor vn balcón 
la fiicrf a mas fobcrana 
<liic pufo^i.Cicloen la cierra, 
d e armas de honor peitrr chada, 
tanto que a baxar le obJiga 
metidas fus elpcranCis. 
Eílo me eílau a contando 
mí ccíadoiquando a caca 
llegí^ftea lacnífiua parte " 
adonde yo Je aguariaua- 
Ercondi.mefque oliteípetó 
del dueñotiene porc'Caf ra 
^ceremonia vn pechoiioble:» 
recoftafte en la falda 
de aquel apacíble^iponte# 
y de allia poca driiancíá 
vi que iacaua ei traydor, 
para maurce la daga: 
fali alíbrartejaunqiietu, 
hasX defdlcha me paga 
mal eíla accton^qiie infelices 
con los ferufcíos agraman* 
Bolvía. bien disfrazado 
por defmentir affcchan^as, 
(válgame el Cielo,quee«eílo? 

Í[ue conFafsíoneStqae bafeas 
ient> el pccho)al finfenor 
(lesvs.elilm^ fe arranca?) 
encontrí Vn hombre cargado 
de aquellaínfelize carga» 
que como me vio vertido 
d e ft as pobre s ane ip ara s 
(queesefto Cielos)me obliga 
a que lacaxalc trayga: 
yoporn«fer conocido 
noreíiíluta rondauas» 
me encontren«,aquí preíTo 
me erab'iafte (fuego exala 
el cora{on>C!elo$ mueto) 
íiruande tumba tu5 plantas 
al cucrpo^mas infclíiCf 
conchada la mar preciada» 
perla que t\ honor vincula 
cnfus víuldorac arasJ 
todocl Cíclofcacontórga- 
Iesvs,valedmc. Qát enfus hrd^Ü 
Dií^.El te valga, ' 



entres vengénzafl 

baile quitarle la vida 
á vn hombre de prendas tantas^ 
OlaCtocaldojMáfreJo 5iilé/oSíío5. 

•C/ír. Señor. 3Í4/i»Scñor que nos manda 

Dw^.Dad al cuerpo fepukurat 
pues Reyna ene! Ciclo el alma. 

-M4«.(BIen obro el vino}qae es efto 
feñor?D«<j.Con mortales ariíus» 
luchando en mis bvajos mucíCo 
íe ha quedad o.al punco le hag^n 
fus obfequias.Ali<».Al finpuedo 
lleuarle a e rite rratiD^^.Y tanta 
pena íiento,que a po Jet 
darle vida, y a mi gracia 
relt'tiiir!ei,lohÍ7Íeia 

Man. Yo vo y a h a ze r lo que manda 
vueíha Alteza. D«<j. Ven Clot*ldo^ 
agora folo me falta 
comprobar eíla veriad 
co f ; e íle t r a y dor, ^4* 

Clot'Oy canta 
v'toríamí pretenfíon» 
quiero bufcar quien me haga» 
dándole a Carlos la muerte. 
fcñordelaCafade Auíhia. 
Vanfe ijfdle Tlot ,j VlcrUa. 

J/íT.A aqueílo alfinha venido, 
•que feiá felíze Tuerte, 
haier honrar con fu muerte 
ala que dio a mi marido* 

ripr.Pueíla que jufta efperanía 
fuera ("fiendoafsi verdad) 
no quiere el Cielo p'cdaJ, 
que fe ofrece con ve nganja. 
áiíídcríco mato ^ 
a Enríqae(aunq es cafclincíerto) 
q'ie coiifüclo es verle mnertx), 
que aunque la ley cito di6 
por caíligo al homicida, • 
ycUafatisfecha quede» 
la que le perdió no puede 
de vna muerte Ocar vida 
para fu difunto efpofo» 
y afsí,amíg3,yo te ruego 
noháblésal Duqucq vnfacgo 
"facac otro no esfor^ofo. 

Jifj.Víofcdefdicha mayor! 



no es poffible que me atreua 
a deziclodedolor. 
i.A qnicnWcua^Jiéco^A Fcfleríco.- 
•r AUondeíBí^ A (dalle fepultura. 
f'Trifte nueaa,ruertc dura. 

Caefofirf atmohadit , ofilUpa^. 
•r.Repoicate ce fupíico, 
biielveen tí Flor^ay Je mi» 
que pienfo que ella tarábicn 
murió» 

>r.Ay Díos>mucrto míBren, 

y víuo yo.fl^.Bacluc cnti 

Florhermofa. 

7f«D imramigp> 

díeroníb garcote^&rfíí.No; 

de fcntimicnto murío 

de perdieite.F/of .Ay enemigo^ 

hado.F/fri^.Recíratc vnracor 

y defcanfa.F/pr.Kolc aurá 

dfefcanfó en ini>pero ya, 

^ Clotaldojá Duque- ingrato? 

h C íelb CTU el ?F/fri<i.N o^proíigasr 

aunque es jtifto el fentrniíenco. 

)r.No le raueflroipiics no ficnto' 

mi propria roDci:cc,ay amiga. 

'r/. A y u d al c ,c o m o pned á 

venir a fu guarto.Bíío Ten- 

íf.Ay de mi>muerto mi bien, 

para que vida me queda?^ 

tnfe^jfaie Clot4ld9 con tfes vaítentes* 

Comodígo,en cfte puefto 
los TOsaueisde cfperar, 
porque' aquí fale a cazar 
el Duque. I. Ya eftá difpucfto 
toHo como has ordenado. 
ot' Re t í r aos pu e s qu e 7 a v í e ne . 
Ya todo hombre fe preuíene 
ai cafo.C/if.ATnigois^icuydado. 

Sale el Vttque< 
f^*No me dexa el pcnfamiento' 
de cafo tan aiFombrofo 
repürar3masque repcfo 
he de hallaral tormento? 
Clotaldoeftá aquI» y aquí, 
pues me dá el íitío lugar> 
oy tengo de aueriguac 
fo que a Federico oi., 
faca la efpada traydor. 
í-SenQr*/)/r^.S&tala villano* 



drmi an.ior,y ét níi honóu 
facala digo,6 afsi 
re he de macar.C/ei.Nofabré 
gran feñor porque-I*»^. Porqut 
eres traydor.C/oí. Aquí, 
amigos,que agara es 

tiempo» r.Ninguncílfcatreue 
c ontta t al valor. J)*^. Aleue, 
note ha de víale r los pids.%ií#/e. 

C/c/^uye Rodulfcno vea 
el Duque aniaguno aquñ 

Vafey}falnemandofe\j fae^lés fUs 
delDtíqaé. 
deten el braCo^ay de mi, 
aunque tu rigó? fe empica 
tan juila me nte»^ 

l>«^«Embofcada 

tíenes,ttaydor>preuenidi, 
y pides que tre de vida? 

C/af.Ya,reñor»es acabada, 
yademuerte eftoy herido, 
oyeme,que es accioncuerda#< 
porque el alioanofe pierda^ 
pues el cuerpo fe ha perdido» 
Yo al de Saxonía eu:riiil> 
diand ole de tus intentos 
a r d id e Sj y pen fa m ie nt os 
notícia^yo pretendí 
en efte monte matarte, 
como también qüife agora, 
y con intención traydora, 
y preteníion deheredatte, 
intent^défcomponer 
i'Fede,rfco,y a Enrique 
mat^,no es bien te fuplíque, 
qüando ya napucde íer, 
me des U v?d;ajc I perdón, 

- tepido,ya Dxbs,qüc miieroj 
el te güarde.Dft^: A lífonjero, 
ya fe acabíi tu ambición, 
no en vano (fiera pafsioní) 
hizo el almarentímiento 
a ejecutar el intento 
que él traydorme aconfej&s 
que Dios a los hombres dio 
efte dluino iñftru mentó, 
tlamarquíeroargüh montero 
que retire a la efpeíiica 
cílceuerpoíícpuitüra 



nic llaman>inofltatIo quiero 
oy,aunque digan de mí 
^uc es impicdad,pcró allí 
viene Manfrcdo,el ferá 
quien fe retite>y dari 
vcnganja a fu vifta afsf. 
SMe Méttfredp. 

jH4ff.Yaesfor5oroque aya hecho 
cfcAo el veneno fuerte, 
que con amagos de muerte, 
de tal fuerte abrafa el pecho, 
que llega al v]timoeftrecho 
«Ique le toma,eíle es 
el íepulcrcuD«íj. Ya a mis píes . 
Clotaldoentce atnargas quejas, 
dio veneno a mis orejas, 
y al fuelo el cuerpo defpues. 
Por pr ovarle en e fte pac fta» 
afacarle prouoaué 
!aefpada,y enel halli 
queanueua traycíon díípiicfto, 
T na embofcada aiifa puefto, 
f ero viendo mi valor, 
alaslc preftoel temor, 
y huyendo,quedo vengado 
mí fobrinojdifculpado 
mí amigo,y muerto el traydor- 

3lf<í». Dentro de mí noble cafa 
dio la muerte el fementido 
CIocaldoaEnrique.eftofapc 
de Flor,porqueclatr¿uido 
cfcal ando fus balcón? 
y hallando alH a tu fobríno, 
que de Fletída llamado, 
y por íi zelos aula fido, 
ledi6 la muerte. y yofui 
quien por fecireto quiíb 
darle fe (>ulcro,y topar.da 
disfrazado a Federico, 
aquella arca le entregué ^3 
coa quien a cus manos vinoí 
hiziíieme del Alcayde. 
yoalfín comopreucnfdo 
dem inoccncia>ííbrarIe Jj 
prerendi,dandoIe vnvino^ 
de fuertje confeccionado, 
qaepriuadodcl fcntido 



le dexo eneas manos^dondé' 

por tu mandado advertido» 
a quetu Cegunda vez 
me lo mandaíTes benigno» 
fepulcro \e di, y agora, 
gran feDor,auia vifnído 
a ver fi de aquel beleño, 
defpiertos ya losfentidos 
cftaualtres plantas fon, 
el fagradojV efte nicho 
quien le fírtte de fepulcro, 
y adonde no íindiuino 
impulfo diíle la muerte 
al traydor,comofe ha viftoí 
eila e&Ja lofa.D/l^-Leuanta, 
Manftedo,quc quieto viuo 
ver al que itíj. h difunto. , 

D/wf.Mrfw.Fcdcríco,^ Fcdcrico- 

JD^«.Fíá.QjJicn me.ll ama» 
Quien ce hadado! 
nucudfcr. 

S^leTedaicif. 

Ted. C iel os que m'i ro; 
fenor vos aquí, que es efto? 

Pw^.Dameios bracos iniigo, 
que ya los cíelos publican 
tu lealtad »Fíi.Pcr can diufno 
faiior Ie$ riiulo mil gracias» 

Dw^.Miraalliel caJauerfiio 
de tu enemigo, a mis manos 
muerto por díuíno inftínto. 
Yo te redo zco a mí gra cias 
y doy las rentas, y oficios 
deltraydor. FíJ. Mayor merced, 
feñor,átus pUntas pido, 
pídeme 16 que quifieres» 

Ffá.Mís pcítas.y mis pcítgros ' J 
daré^or bien emplados, ♦ 
comoengaCle el críftal fino 
de la bel la Flor mi manoj 
pues parte en ellos ha-lido» 

r>«g.Yodemf parce lo otorgo*,' 
Yo le recibo por hijo 
heredero de mi cafa, 

Vuq,Y tengan con vn caftigo 
fin tan juilas tresvenganjaSí' 
mia,tuya,y la dé Enric o.